Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El euro por receta logra reducir el consumo de fármacos casi un 25%

El Govern recaudó 49,9 millones durante los diez meses en los que estuvo vigente el impuesto

Martes, 09 de diciembre de 2014, a las 13:36
Redacción. Barcelona
En un momento en el que la Comisión Europea avisa a los estados miembro de que, a pesar de que el gasto farmacéutico ha descendido, el consumo de medicamentos sigue aumentando, medidas como el euro por receta vuelven a ponerse sobre la mesa. Y es que, según cifras del Observatorio del Sistema de Salud de Cataluña, esta medida fue la responsable de que la cantidad de medicamentos prescritos y retirados de las oficinas de farmacia cayera un 24,8 por ciento en la región.

Boi Ruiz, consejero de Salud de Cataluña.

De esta manera. desde que se puso en marcha la tasa el 23 de junio de 2012 hasta final de ese mismo año, se dispensaron un total de 60.909.922 recetas, un 24,8 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando no existía el impuesto. En el mismo periodo del año siguiente, con la tasa ya suspendida por el Tribunal Constitucional (y finalmente declarada ilegal en mayo de 2014), se registraron 66.089.235 recetas, un 8,5 por ciento más, lo que evidencia el impacto de su aplicación sobre la dispensación y administración de fármacos.

El Govern recaudó 49,9 millones durante los diez meses en los que estuvo vigente el impuesto, de los que 230.316 euros se destinaron a sufragar los cambios del sistema integrado de receta electrónica (Sire) para adaptarlo al nuevo cobro.

Informe de la Aquas

Un informe de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (Aquas) sobre el impacto de las tasas farmacéuticas constata estos datos. El documento, elaborado por el investigador principal del Centro de Investigación en Economía y Salud (Cres), Jaume Puig-Junoy, concreta que la caída fue progresiva: las recetas se redujeron un 13,3 por ciento a los tres meses de la aplicación de las tasas, un 22,6 por ciento a los seis y un 24,8 por ciento a los diez.

Puig-Junoy destaca en su informe que "la demanda de recetas es muy sensible al precio, y un copago reducido y lineal del fármaco, como la tasa del euro por receta, tiene un impacto elevado sobre su utilización", por lo que insta a las administraciones a identificar a los grupos de pacientes más afectados por estas medidas a fin de evaluar si abandonan su tratamiento por cuestiones económicas.

ENLACES RELACIONADOS

El TC declara ilegal el euro por receta catalán (06/05/14)