12 dic 2018 | Actualizado: 19:00

El estudio de Salud para justificar el concierto con San Juan de Dios tiene “errores" y “no es válido”

El órgano fiscalizador afirma que Salud contabilizó 8.201 pacientes ingresados en la clínica, cuando sólo fueron 2.635

jue 13 octubre 2011. 11.53H

Redacción. Pamplona
La Cámara de Comptos ha publicado un informe en el que concluye que el informe que elaboró el departamento de Salud del Gobierno de Navarra para justificar el concierto con la clínica San Juan de Dios contiene "errores" en los cálculos e incluye cifras que "no son válidas".

Edificio de la Cámara de Comptos.

Así, Comptos dice que el informe de Salud contabiliza por ejemplo 8.201 pacientes ingresados en San Juan de Dios, cuando sólo fueron 2.635, o considera un 92 por ciento del gasto del concierto para la atención hospitalaria, aunque se destinó a este tipo de atención sólo el 58%.

El órgano fiscalizador ha elaborado este informe a petición de Nafarroa Bai y tiene su origen en otro informe de la propia Cámara de Comptos emitido en febrero de 2010 sobre la gestión del concierto del Servicio Navarro de Salud y el hospital San Juan de Dios.

Dicho informe señaló que no había estudios que justificaran la necesidad de dicha concertación, al tiempo que recomendaba analizar el coste de los servicios con medios propios y ajenos, "al objeto de conseguir una más racional toma de decisiones".

En mayo de 2010 la consejera, María Kutz, compareció en la Comisión de Salud e indicó que el SNS sí disponía del estudio recomendado por la Cámara de Comptos. Según dicho estudio, si en 2008 se hubiera realizado la asistencia hospitalaria concertada con San Juan de Dios a través de medios propios, el gasto del Servicio Navarro de Salud hubiera aumentado 7,4 millones, ahorro que se cifró en 8 millones respecto al ejercicio de 2009.

Tras conocer estas conclusiones, el grupo Nafarroa Bai solicitó un informe que analizara el estudio del Servicio Navarro de Salud, petición que tramitó la Junta de Portavoces en octubre de 2010.

El informe de la Cámara de Comptos concluye que "la metodología utilizada por el Servicio Navarro de Salud para comparar los costes no es adecuada y, además, presenta errores en los cálculos que reducen aún más la validez de las conclusiones alcanzadas". "De hecho, manteniendo la metodología y corrigiendo los errores detectados, no se hubiera producido ahorro", agrega el órgano fiscalizador.

El estudio “no justifica la concertación”

Comptos señala que "todo lo anterior implica que el estudio comparativo de costes presentado por el Servicio Navarro de Salud no evidencia sus necesidades reales, ni la imposibilidad de prestar la asistencia sanitaria y, por lo tanto, no justifica la concertación".

En opinión de la Cámara de Comptos, el cálculo del ahorro "debiera haberse basado en comparar lo que cuesta al Servicio Navarro de Salud realizar las prestaciones concertadas con la tarifa abonada".

El órgano fiscalizador asegura que no pone en duda "la oportunidad de concertar actividad sanitaria, por la falta de quirófanos o necesidad de camas", pero cree que "el estudio no debe llevar a conclusiones erróneas sobre los costes en los hospitales públicos ni a justificar determinadas decisiones".

El informe aboga por hacer un estudio de costes que analice actividad concertada, asignándole el consumo de recursos con la ayuda de los responsables de cada servicio. En este sentido, la Cámara de Comptos ha analizado un servicio, en concreto la operación de fimosis, "un proceso sencillo realizado en un número significativo de pacientes".

La conclusión del análisis es que el coste en el SNS es 173 euros, mientras que la tarifa abonada al Hospital San Juan de Dios suma 246 euros, cifra que no incluye la consulta y el gasto del médico, ambos a cuenta del SNS. Teniendo en cuenta esto, el coste comparable sería 87 euros en el Servicio de Salud, frente a los 246 de la tarifa.

El estudio presentado por el SNS asignaba a este proceso un coste de entre 1.900 y 3.695 euros, al considerar erróneamente que los pacientes habían estado hospitalizados. Finalmente, el informe propone implantar un sistema de contabilidad analítica en los centros hospitalarios de Navarra, "lo que facilitaría la toma de decisiones en un momento de creciente preocupación por el futuro del sistema sanitario público".