Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Jueves, 12 de abril de 2012, a las 15:38

Ignacio Diego, presidente de Cantabria.

Redacción. Santander
El Gobierno regional reestructurará la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social para hacerla eficiente y viable, con la disolución de la empresa Emprendiser, un ERE que afecta a 12 personas y la supresión de algunos programas que no dejarán de prestarse, sino que asume la Administración. Fuentes de la Fundación han dicho que la reestructuración, con la que se estima que se pueda lograr un ahorro de 1,5 millones de euros al año, quiere acabar con la “ineficiencia” de la entidad.

El Ejecutivo del PP achaca esa ineficiencia, entre otros motivos, a “duplicidades” en funciones que prestaban esta Fundación para la Salud y el Bienestar Social y la Administración. A juicio del Gobierno del PP, la Fundación se había convertido en una especie “de cajón de sastre”, pues venía prestando servicios en diversas áreas como educación, violencia de género o explotación sexual, y cuestiones que no tienen que ver estrictamente con sanidad y servicios sociales.

Por eso, lo que ahora se plantea es adaptar las tareas que va a realizar la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar Social a sus funciones y objetivos reales, con lo que se eliminarán programas que no se ajusten a esas premisas y se impulsarán medidas para racionalizar gastos.

Esta Fundación forma parte del sector público de la comunidad autónoma, depende de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales y su objeto social se centra en actuaciones de promoción de la salud y del bienestar social.

Emprendiser, por su parte, es la empresa que presta servicios relacionados con la actividad de esta Fundación, como el catering social, la asistencia a domicilio o la teleasistencia. Fuentes de la Fundación han asegurado a EFE que la reducción de plantilla y la supresión de programas no mermará la calidad del servicio, sino que se pretende “evitar duplicidades” y “deshacer el aparataje” que se había “engordado” en los últimos años en torno a esta entidad pública.