Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

El Ejecutivo regional aprueba la jornada de 37,5 horas para los funcionarios

Entre el personal estatutario médico el aumento del horario servirá para reajustar sus propias jornadas

Domingo, 26 de febrero de 2012, a las 11:42

Redacción. Mallorca
El Gobierno balear ha decidido aumentar 2,5 horas a la semana el horario de los funcionarios de sanidad, docencia y servicios generales -pasando de 35 a 37,5 sin aumento retributivo- con el objetivo, según el Ejecutivo Balear, de ahorrar “50 millones de euros” al año.

Según los datos facilitados por la Consejería de Educación, este ahorro procede de un incremento de “horas evaluables económicamente” -32,8 millones euros-, “en cuanto al sector estatutario, el aumento de horas de jornada laboral se traducirá en un ahorro de 12,2 millones euros al año”.

En Servicios Generales, la Consejería de Administraciones Públicas calcula que el ahorro derivado del aumento de horas laborales se traducirá en “un ahorro de 5.753 millones euros por año”.

La medida, expuesta en la Mesa General de Negociación de la Comunidad Autónoma a los sindicatos CCOO, UGT, STEI-I, CSIF, FSES y SAE, “se traducirá en un aumento de las horas de atención al público”, señala la Administración balear.

“En relación al personal estatutario, la medida supone una bolsa de ahorro de horas generado por la consiguiente limitación de contrataciones eventuales y sustituciones en diferentes categorías (enfermería, auxiliar, técnico y celador), ya que permitirá mejorar la coordinación de los turnos de este personal, de manera proporcional al aumento de la jornada”.

Cabe destacar que esta medida no computa “el valor del incremento de las horas de los estatutarios médicos, porque el aumento del horario servirá para reajustar sus propias jornadas, el horario de atención a los pacientes y reducir las listas de espera, pero no afecta a turnos de trabajo, por lo que, en principio, no se incluye como ahorro efectivo”.

Los sindicatos han tachado de “falso” que con el aumento de la jornada de dos horas y media de los funcionarios se vaya a ahorrar 50 millones de euros. Para que eso ocurriese, afirman, “se tendrían que despedir a más de 1.000 empleados públicos”.

El secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Aurelio Martínez, en declaraciones a Europa Press, ha destacado que en la Mesa de Negociación “no se ha negociado nada” y que todos los sindicatos presentes se han negado a la medida que ampliaría la jornada de 35 a 37,5 horas.