Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:00

El Doctor Negrín asesora sobre el método más efectivo para dejar de fumar

El neumólogo Javier Navarro ha sido el encargado de informar sobre los beneficios

Jueves, 19 de julio de 2012, a las 14:21

Redacción. Las Palmas
El Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín ha celebrado una nueva sesión del Aula de Pacientes que en esta ocasión está dedicada a los perjuicios que ocasiona el tabaco para la salud y los beneficios que reporta el abandono a corto y largo plazo.

El neumólogo Javier Navarro ha sido el encargado de informar sobre los beneficios

El servicio de Neumología fue el encargado de ofrecer esta nueva sesión del Aula dirigida a cualquier fumador interesado en dejar el tabaco. El neumólogo, Javier Navarro, es el encargado de informar a los pacientes y familiares sobre los beneficios que reporta dejar el tabaco e insiste en la importancia del asesoramiento para que la población deje de fumar ya que los datos indican que uno de cada dos fumadores desarrollará una enfermedad asociada al tabaco y fallecerá a causa de ésta.

El tabaco es causa de más de 25 enfermedades, las más prevalentes son las enfermedades cardiovasculares como la enfermedad coronaria, enfermedades respiratorias y otros tumores como el de cabeza y cuello, esófago, páncreas y vejiga. Además, empeora el curso de otras enfermedades tales como el asma, la diabetes, el aumento de colesterol o la hipertensión arterial.

El especialista en Neumología informó a los fumadores sobre las posibilidades más exitosas para dejar de fumar, entre ellas que si el proceso se hace de manera guiada, las probabilidades de conseguirlo aumentan considerablemente. Las consultas médicas de deshabituación tabáquica desde Atención Primaria o Especializada pueden ofrecer al paciente un plan de acción con apoyo psicológico y farmacológico en el caso de que así lo desee el fumador. La medicación para ayudar a dejar de fumar se puede utilizar para reducir el consumo de tabaco cuando el fumador no está dispuesto a realizar un abandono brusco, pero le interesaría reducir el consumo. Esto debe hacerse preferiblemente bajo la tutela de un profesional sanitario. Si la reducción del consumo es mantenida y soportable para el fumador/a, puede verse aumentada la confianza y autoestima de cara a realizar un abandono completo del tabaco.