Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

El dinero destinado las a derivaciones cae un 20% en dos años

Rubio ha afirmado que actualmente se dedica un 6 por ciento del presupuesto a concertar servicios

Viernes, 16 de agosto de 2013, a las 14:25

Redacción. Pamplona
El director gerente del Servicio Navarro de Salud (SNS), Juan José Rubio, ha afirmado que actualmente "se dedica un 6 por ciento del presupuesto a concertar servicios" con centros privados y ha destacado que "en los últimos dos años ese presupuesto se ha disminuido en un 20 por ciento".

Juan José Rubio.

Rubio, que ha indicado que ese 6 por ciento es una cifra "bastante menor que la media española", ha puesto de relieve que "Navarra es de las comunidades que menos concierta del conjunto del territorio español". "Concertar es una opción y, a veces, una necesidad", ha asegurado.

Preguntado por el hecho de que el SNS haya gastado 600.000 euros en derivar pacientes fuera de la red pública que superan la espera legal en lista para su intervención, según publica este viernes Diario de Navarra, el director gerente del SNS ha señalado que "utilizar dinero público para operar a pacientes de Navarra tiene que ver con una ley que ofrece la garantía de que un paciente va a ser operado en un tiempo que no va a superar en unos casos los 120 días y en otros los 180 días".

En este sentido, ha precisado que "si nosotros no somos capaces de hacerlo con nuestros recursos, tenemos que, por muchos criterios y entre otros el legal, ofrecer una alternativa al paciente". En todo caso, ha apuntado que están observando que "hay unas listas de espera en el área quirúrgica en los últimos años que hay que gestionar mejor", por lo que están "trabajando intensamente en ello".

Consultado por si invertir en reducir esas listas de espera sería más caro que la derivación, Rubio ha indicado que esta cuestión "en estos momentos no tiene respuesta" o que él no la tiene y ha insistido en que "si a un paciente navarro le tenemos esperando más de 120 días y no somos capaces de hacerlo con nuestros recursos, lo haremos con otros, entre ellos, con los de la red no pública, pero con dinero público".

Oportunidades de mejora

Por otra parte, ha afirmado que "en una actividad quirúrgica hay una serie de recursos que tienen un coste fijo, se utilicen o no", ya que "tenemos unos edificios, unos quirófanos, una tecnología, unas personas que están trabajando con unos salarios".

"Ese coste fijo es el mismo se opere hoy a una persona o a tres, así que ahí tenemos una gran oportunidad de mejorar y estamos trabajando en ello", ha asegurado Rubio, que ha explicado que algunas oportunidades de mejora pasarían por que "ciertas operaciones puedan ser ambulatorias, o puedan durar un tiempo más corto organizando mejor la logística".

Asimismo, ha destacado que "hay varias infraestructuras que están preparándose, que todavía no están abiertas, que en su momento ampliarán la capacidad de operar o de hacer servicios quirúrgicos dentro de nuestra organización". Según ha concluido Rubio, "hace sólo dos años el presupuesto para reducir listas de espera con recursos externos era de en torno a 14 millones y hoy el presupuesto es de 2,4 millones".