Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

El Departamento de Sanidad apoya a Uruguay en su lucha contra la industria tabaquera

El viceconsejero de Sanidad y la directora de Drogodependencias se han reunido con el vicepresidente del Centro de Investigación para la Epidemia del Tabaquismo de este país

Martes, 08 de noviembre de 2011, a las 14:28

Redacción. Bilbao
El viceconsejero vasco de Sanidad, Jesús María Fernández y la directora de Drogodependencias, Celina Pereda, se han reunido con el vicepresidente del Centro de Investigación para la Epidemia del Tabaquismo de Uruguay, Miguel Asqueta, para conocer el trabajo que se está desarrollando en materia de control del tabaco en ese país y mostrarle su apoyo ante la demanda a la que tienen que hacer frente por parte de la tabaquera Philip Morris.

Jesús María Fernández, viceconsejero de Sanidad, y Miguel Asqueta, médico y vicepresidente del Centro de Investigación para la Epidemia del Tabaquismo-CIET de Uruguay.

En 2006, Uruguay fue el primer país latinoamericano que prohibió fumar en espacios cerrados y en exigir advertencias sanitarias en las cajetillas de tabajo. Cuatros después, Philip Morris demandó al Gobierno uruguayo por prohibir más de una presentación de cada marca. El juicio se iniciará a comienzos de 2012.

Recientemente, la directora general de la OMS, Margaret Chan, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para apoyar a los Gobiernos que están implantando medidas cada vez más duras en el control del consumo de tabaco. De hecho, aseguró que, para combatir estas medidas, la industria tabaquera está utilizando sus "sucias tácticas", entre las que está abrir agresivos procesos judiciales, por lo que les animaba a "que no se hundan porque, si un país cede, otros caerán como piezas de dominó".

En este sentido, País Vasco se ha sumado a esta petición y ha reiterado su compromiso con la salud y con las políticas encaminadas a reducir el consumo de tabaco, recordando que, según la OMS, el tabaco provoca 4,9 millones de muertes al año y en Euskadi la mortalidad es del 13 por ciento (3% mujeres y 23% hombres).

Según el Departamento vasco de Sanidad, el consumo de tabaco en el País Vasco se mantiene estable, (en torno al 25 por ciento), ha aumentado la tasa de abandono del hábito y ha descendido la intensidad de los consumos, si bien se aprecia un aumento en el consumo por parte de las mujeres y una preocupante incorporación por parte de los jóvenes.