12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El Decreto-Ley de prestación farmacéutica supondrá ahorrar 300 millones al año

Potencia al máximo la utilización de la receta electrónica

Viernes, 01 de marzo de 2013, a las 13:17

Redacción. Valencia
El Consell ha aprobado un Decreto-Ley en materia de prestación farmacéutica y ortoprotésica que supondrá un ahorro anual estimado de 300 millones de euros.

Una de las causas que justifican la propuesta de tramitación de este Decreto-Ley se asienta en los resultados económicos que se pueden alcanzar en el ámbito autonómico en el contexto de los medicamentos prescritos y suministrados en el ámbito ambulatorio y hospitalario, con la consiguiente aportación en la reducción del déficit público y la mejora de la eficiencia en el ámbito del gasto de productos farmacéuticos.

José Luis Trillo.

El Decreto-Ley contiene un total de 20 artículos distribuidos en cinco capítulos con el objeto de adoptar medidas que permitan conseguir la citada reducción del déficit público en factores clave relacionados con la prestación farmacéutica y ortoprotésica.

En este sentido, el Decreto-ley potencia al máximo la utilización de los sistemas de información de la Consejería de Sanidad, es decir, de la receta electrónica, y la prescripción y dispensación de medicamentos y ortoprótesis.

Prescripción y revisión de tratamientos

En concreto, desde la perspectiva de la prescripción, entre esas medidas está el algoritmo de decisión terapéutica corporativa, que se incorpora a la toma de decisiones de los médicos en el ámbito ambulatorio. Se trata de una aplicación interactiva en el sistema de información de la Consejería de Sanidad que facilita la selección automática del medicamento con mejor balance coste-efectividad en las patologías de mayor impacto sanitario, de acuerdo con los protocolos de prescripción y tratamiento establecidos por las sociedades científicas.

En este sentido, el 1 de abril comenzará su aplicación en el sistema de información en patologías y factores de riesgo de alta prevalencia como la diabetes, la dislipemia o hipercolesterolemia, el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la osteoporosis y los antiácidos.

También se contemplan iniciativas en el ámbito ambulatorio para impulsar los programas ya existentes de revisión de historiales farmacológicos (Refar) y el seguimiento de las personas polimedicadas y crónicas. Hasta el momento, se han revisado más de 100.000 historiales farmacológicos, con la adecuación de más de 40.000 tratamientos, lo que ha supuesto un ahorro aproximado de más de 19 millones de euros.

En cuanto al ámbito hospitalario, el Decreto-Ley contempla la potenciación de la compra centralizada de medicamentos, y se establecerán protocolos comunes de utilización de medicamentos de alto impacto en todos los centros sanitarios públicos, fruto del análisis comparativo de su eficacia, seguridad y eficiencia frente a las alternativas disponibles.

Dispensación y administración

Otras medidas contempladas en el Decreto-Ley en el ámbito de la dispensación y administración son los programas especiales de suministro directo y eficiente de productos farmacéuticos a pacientes crónicos, es decir, la individualización de la entrega de productos farmacéuticos, con la disminución del precio de coste de adquisición gracias a la entrega directa.

Estos programas son, por una parte, la entrega de apósitos, tiras reactivas y extractos hiposensibilizantes (vacunas) en los centros sanitarios públicos. Otros programas de suministro directo de productos hacen referencia a la entrega de absorbentes y dietoterapéuticos a domicilio (que se irá implementando a partir del 1 de abril) o la entrada en funcionamiento de los servicios de suministro centralizado de farmacia en residencias sociosanitarias.

En este sentido, se impulsa la disminución del coste de adquisición de medicamentos mediante programas personalizados donde se puedan utilizar envases clínicos o medicamentos adjudicados en central de compras, tanto para residencias sociosanitarias como para programas de atención farmacéutica domiciliaria a pacientes crónicos. En concreto, hay cerca de 22.000 plazas residenciales en la Comunitat, de las que 7.000 ya disponen de un sumunistro personalizado por cinco servicios de farmacia sociosanitarios.

Condiciones básicas de la prestación farmacéutica

Asimismo, el Decreto-Ley también actualiza las condiciones básicas de la prestación farmacéutica en las oficinas de farmacia, propone nuevas opciones de concertación, impulsa la aplicación de procesos automatizados en dispensación, facturación y pago de la prestación farmacéutica en el marco de la receta electrónica y protege la asistencia farmacéutica de las oficinas de farmacia con ingresos reducidos (facturación anual inferior a 200.000 euros), normalmente por situarse en zonas dispersas y rurales, mediante la aplicación de un incentivo económico. Se trata de la aplicación del índice reductor de las oficinas de farmacia en su facturación al Sistema Nacional de Salud que establece la normativa estatal (RD-L9/2011).

Prestación ortoprotésica

En el ámbito de la prestación ortoprotésica, se potencia la utilización de los sistemas de información a través de la prescripción y facturación electrónica de exoprótesis (HERA) a la vez que también se establecen comités clínicos de utilización de implantes o endoprótesis y se mantiene la reducción del coste de adquisición de determinados implantes.
Incentivación

Adicionalmente, para 2013, se propone destinar una cantidad económica del ahorro real producido para los profesionales que hayan participado en la consecución del mismo. Este sistema de incentivación se asienta en indicadores de gestión clínica, lo que permite asegurar la calidad de los tratamientos y reducir los problemas en su uso (duplicidades, interacciones, medicamentos inapropiados, etc.) basándose en la prescripción más coste-efectiva de acuerdo a las recomendaciones de las sociedades científicas y grupos de expertos.