16 nov 2018 | Actualizado: 17:30
Viernes, 13 de septiembre de 2013, a las 15:59

Redacción. Santiago de Compostela
El pago de medicamentos de los pensionistas gallegos desde la puesta en marcha del copago farmacéutico supuso una media de 3,86 euros al mes --entre julio de 2012 y junio de 2013--, según ha destacado este viernes el director general de Asistencia Sanitaria de la Xunta de Galicia, Félix Rubial.

En respuesta en la comisión de sanidad a una pregunta oral del BNG sobre "el lesivo" copago farmacéutico y sus consecuencias, Rubial ha asegurado que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) "no tiene constancia de que haya personas que renuncien a recoger sus medicamentos por las dificultades económicas".

Y es que según ha destacado Rubial, estos 3,86 euros al mes suponen de promedio para los pensionistas "el 0,7 por ciento de sus ingresos", al tiempo que ha remarcado que aquellas personas con menos recursos "no tienen que hacer ninguna aportación".

Félix Rubial, director general de Asistencia Sanitaria.

Así, el Sergas ha defendido este sistema de copago como "más equitativo", aunque "mejorable", ya que "aportan más los que más tienen", al tiempo que "se ha reducido el acopio de medicamentos innecesarios".

Por su parte, la diputada del BNG Montse Prado ha denunciado que la Xunta "no quiere decir" los datos del número de personas que ha renunciado a comprar sus medicamentos debido al "re-repago" y ha recriminado que las encuestas apuntan que "el cuarenta por ciento" de los pensionistas gallegos "están descontentos con este sistema". Además, ha pedido cifras sobre prescripciones que quedan fuera del catálogo.

En su turno de palabra, Rubial ha aclarado que "no se ha detectado repercusión asistencial alguna" con el copago farmacéutico mediante las herramientas de detección "exhaustivas" del Sergas como la tarjeta electrónica. De este modo, "no se tiene ninguna evidencia constatable o factible" de que ninguna persona haya renunciado a comprar sus medicamentos por su precio.

Pacientes en los pasillos del HULA

Por otra parte, el PSdeG ha realizado este viernes una pregunta oral sobre la situación de "saturación" de las urgencias del Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA), en Lugo, después de que "más de 15 pacientes" estuviesen en verano durante horas en camas en los pasillos mientras había "tres plantas y media" en julio y agosto con "150 camas cerradas".

En su respuesta, Félix Rubial ha garantizado que el HULA se encuentra en los "márgenes de absoluta normalidad asistencial" si bien existen "picos de demandas" en días y horas concretas, al tiempo que ha defendido que se "planificó rigurosamente" la actividad asistencial para este centro.

En concreto, el Sergas ha cifrado en 125 camas las "inhabilitadas" durante el periodo estival en el HULA, pero ha señalado que dispone de media de 100 camas libres --no inhabilitadas--, ya que tiene el "mejor ratio" de cama por habitante de los centros gallegos dependientes de la Xunta.

Así, Félix Rubial ha informado de que en verano se inhabilitaron dos unidades de hospitalización del HULA en las especialidades de traumatología y medicina interna, así como cierre parcial en geriatría y ginecología, pero que se podían reabrir de forma inmediata si se necesitasen.

COF

En otro orden de cosas, el Sergas ha afirmado que "no financia" centros de orientación familiar (COF) de carácter religioso y tampoco "participa" en ellos o los "tutoriza".

Así lo ha respondido Rubial a una pregunta oral del Grupo Parlamentario de AGE, en la que la diputada Eva Solla ha cargado contra "el desmantelamiento" de los centro de orientación familiar y la falta de acceso en el rural a estos servicios.