Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

El contrato del mantenimiento de los equipos electromédicos permitirá un ahorro de 6,5 millones de euros

El objetivo es conseguir la disponibilidad de los aparatos el mayor tiempo posible

Miércoles, 12 de febrero de 2014, a las 18:21
Redacción. Santiago
La consejera de Sanidad, Rocío Mosquera, ha afirmado que el contrato de mantenimiento integral –preventivo y correctivo- del equipamiento electromédico de los centros del Sergas permitirá un ahorro respecto del gasto previsto, tras la licitación, de 6,5 millones de euros para el periodo comprendido entre la fecha de formalización del contrato –junio del año pasado-  y la de finalización, en noviembre de 2016.

Rocío Mosquera.

El equipamiento electromédico sujeto a este mantenimiento integral incluye el equipamiento de soporte vital, los equipos de imagen médica y el mobiliario clínico eléctrico, electromecánico o electrohidráulico; y el contrato comprende las actividades, procesos, metodología y recursos necesarios para conservar los equipos de electromedicina y las instalaciones propias para su funcionamiento en condiciones óptimas.

Además, el contratista se compromete a invertir más de dos millones de euros en la renovación de equipamiento electromédico, lo que equivale a un 8,96 por ciento del importe total de adjudicación del contrato.

El objetivo es conseguir la disponibilidad de los equipos el mayor tiempo posible, y de la forma más eficaz y eficiente a largo plazo, para prolongar su vida útil en las mejores condiciones de uso, manteniendo siempre los parámetros de seguridad. Además, ha dicho la consejera en el pleno del Parlamento, el servicio también persigue lograr una gestión óptima de este equipamiento y asegurar su trazabilidad y actualización del inventario, sobre todo en la situación económica actual y dado el estado desigual de obsolescencia del equipamiento instalado en los centros asistenciales del Servicio Gallego de Salud.

Según ha explicado, en el momento de preparar el expediente existía una gran variabilidad en las fórmulas de gestión y contratación del mantenimiento de este tipo de equipamiento, además de mucho equipamiento sobre el que se efectuaban directamente las reparaciones necesarias mediante el servicio de asistencia técnica de la empresa, siempre mucho más cara que la asistencia preventiva.

Mosquera ha indicado que resultaba imprescindible regular de forma centralizada los requisitos para la contratación de los servicios de mantenimiento, estandarizando el alcance y el contenido de los contratos en los distintos centros, procurando las mejores condiciones económicas  y técnicas y la máxima eficiencia en su gestión para el conjunto del Sergas. Ha asegurado que la empresa adjudicataria está prestando servicio de acuerdo a lo establecido en los pliegos y en su oferta, cumpliendo con los tiempos de resolución establecidos en el contrato y con la disponibilidad de servicio de mantenimiento las 24 horas, a pesar de que estos seis primeros meses son los de implantación y por lo tanto, los más complejos de gestionar.

Farmacia hospitalaria

Por otro lado, en lo que atañe al copago de fármacos dispensados en los servicios de farmacia hospitalaria a los pacientes no ingresados, Rocío Mosquera ha reiterado que la intención de esta medida es equiparar el grado de aportación de medicamentos con indicaciones equivalentes independientemente del lugar donde sean dispensados.

Las modificaciones que se están realizando en los sistemas informáticos permitirán mejorar la calidad de la información y el control de la medicación dispensada a los pacientes desde los servicios de farmacia hospitalaria, de la misma manera que actualmente se está haciendo mediante la receta electrónica para los pacientes que recogen su medicación en las oficinas de farmacia.

Según los datos del Sergas, la medida afectaría a unos 1.900 pacientes, de los cuales el 92 por ciento, es decir, casi 1.750 aportarían menos de 10 euros. Además, en el caso de los pacientes pensionistas, se mantendría el límite de sus aportaciones, establecido con carácter general en un total de 8 euros, que se aplicaría para el total de la medicación recogida, independientemente de donde fuera dispensada. La consejera subrayó una vez más que esta medida no afecta a los pacientes ingresados ni atendidos en los hospitales de día.