21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El consumo de antidepresivos crece un 30% en cinco años

El uso de benzodiacepinas se eleva un 12,9 por ciento y los expertos advierten de sus riesgos a largo plazo

Miércoles, 08 de junio de 2011, a las 18:04
Redacción. Madrid
Entre 2005 y 2010 la prescripción de antidepresivos ha aumentado en un 30,5 por ciento y el uso de las benzodiacepinas se ha elevado un 12,9 por ciento, según los datos de un estudio cuyos resultados se presentan en el XXXI Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), que hasta el viernes 10 de junio se celebra en Zaragoza.

De izquierda a derecha: Francisco Javier Falo, director general de salud pública del gobierno de Aragón; Marisa Samitier, presidenta del comité científico del Congreso; Isabel Monreal, presidenta de Samfyc; y Josep Basora, presidente de Semfyc.


Según una de las autoras del estudio, la doctora Caterina Vicens, médico de familia del Centro de Salud Son Serra-La Vileta en Palma de Mallorca, “el incremento es más destacable en el caso de los antidepresivos hasta el punto de que es probable que en un futuro muy próximo la prescripción de éstos supere el de benzodiacepinas”, comenta. En cuanto a si está o no justificado su uso, esta experta admite que es difícil dar una respuesta. “Posiblemente existe una pequeña proporción de personas que sufren depresión y que no demandan atención sanitaria, y otros que quizás acuden con demandas atípicas y pueden no ser diagnosticados, pero la mayoría de los médicos de Atención Primaria (AP) saben cómo detectar los trastornos mentales”.

Según los datos del estudio presentado en Zaragoza, el antidepresivo cuyo consumo ha aumentado más ha sido el escitalopram (143%) hasta haberse convertido en el más prescrito. “Aunque se trata de una molécula con un buen perfil, no parecen existir razones que justifiquen una elección tan elevada por esta molécula sobre otras, ya que las guías clínicas sitúan todas las terapias ISRS en el mismo nivel de eficacia”, aclara la doctora Vicens. El coste por dosis diaria definida en el grupo de los antidepresivos ha sido de 0,63 euros por dosis diaria definida. Esta experta precisa que el consumo de benzodiacepinas ha sido en las últimas décadas excesivo, pero no tanto en sus indicaciones como en su uso prolongado en el tiempo con los riesgos que ello conlleva. En general su utilización es adecuada a corto plazo. Pocas veces está justificada su utilización de forma más constante, como ha pasado en los últimos años.