Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

El Consejo Vasco de Atención Sociosanitaria apuesta por la atención en casa a dependientes

El organismo buscará la homogeneización de los criterios de acceso a una plaza residencial

Lunes, 04 de abril de 2011, a las 22:04

Redacción. Vizcaya
El Consejo Vasco de Atención Sociosanitaria (integra al Gobierno de Vitoria, la Asociación de Municipios-Eudel y las tres diputaciones) acaba de aprobar un documento con las líneas estratégicas del futuro modelo asistencial para las personas que sufren algún tipo de dependencia en el que se apuesta por el tratamiento domiciliario de los dependientes salvo en aquellos casos que, por su especial gravedad, requieran una atención más especializada.

El Consejo Vasco de Atención Sociosanitaria apuesta por el domicilio como lugar para la atención a los dependientes.

Según el texto aprobado por el Consejo, esta medida afectaría a alrededor de 50.00 vascos para el año 2014, una cifra en la que se incluirían los mayores dependientes, aquellas personas que tienen alguna discapacidad física o psíquica, los enfermos crónicos, mentales, drogodependientes, convalecientes o terminales y otras personas en riesgo de exclusión.

Sin embargo, uno de los principales problemas a los que se enfrentan los dependientes a la hora de acceder a tratamientos y ayudas es que no hay un patrón único al respecto en la región, sino que las actuaciones varían en función del territorio y , mientras que en Guipúzcoa hay numerosos convenios para cofinanciar la atención a diferentes colectivos con necesidades especiales o en riesgo de exclusión, en Álava prácticamente no existen acuerdos con la administración en este sentido.

Los responsables de los servicios sociales, una competencia foral y municipal, sostienen que no pueden asumir en solitario este crecimiento. Por ello, quieren que se implique Sanidad. El debate no es nuevo. En 2003, todas las instituciones decidieron crear el citado órgano de coordinación. La iniciativa surgió ante la protesta de las instituciones forales por tener que asumir el gasto sanitario de su red de geriátricos o el de las residencias destinadas, fundamentalmente, a personas con discapacidad. Una falta de acuerdos que se debe, dicen desde la diputación a la histórica falta de entendimiento entre Sanidad y este organismo a la hora de buscar un modo de financiar el gasto sanitario de la amplia red de servicios sociales de este territorio.

Ante esta diversidad de situaciones, el Consejo Vasco de Atención Sociosanitaria( presidido en última instancia por los consejeros de Asuntos Sociales y de Sanidad, Gemma Zabaleta y Rafael Bengoa), aboga por una mayor homogeneidad pero sin perder el respeto a las competencias de cada institución.

El porcentaje que Osakidetza debe aportar a la financiación de las plazas en residencias sociosanitarias, el dinero que el Departamento de Salud abona por los profesionales de la salud contratados en las residencias o los criterios en base a los cuales se admite a las personas que lo solicitan en uno de estos centros, son solo algunos de los aspectos en torno a los cueles no hay acuerdo en las distintas provincias vascas y a los que se pretende dar solución a través de esta institución.