15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El Congreso quiere que los fisioterapeutas receten

La especialidad de Infecciosas, defendida por la oposición en bloque, no ha sido aprobada

Miércoles, 24 de abril de 2013, a las 20:16

Redacción. Madrid
La portavoz adjunta de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular, María Felicidad Rodríguez, ha propuesto mediante una Proposición no de Ley que “los fisioterapeutas puedan, en el marco de sus competencias, indicar y autorizar la dispensación de productos sanitarios no sujetos a receta médica y relacionados con el ejercicio de su profesión”.

El presidente de la Comisión, Mario Mingo.

Rodríguez destacó que “la inclusión del fisioterapeuta entre los profesionales con competencias específicas en este ámbito es razonable para su desarrollo profesional pleno, para su equiparación competencial con la existente en Europa y en otros países extracomunitarios”.

Según explicó la diputada popular, se trata de una cuestión pendiente desde la ampliación, en 2009, de un artículo de la Ley 29/2006 de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y los Productos Sanitarios, que permitía a los podólogos y enfermeros recetar medicamentos no sujetos a prescripción médica pero no a los fisioterapeutas.

Dependientes menores de tres años

Otra de las cuestiones que ha contado con el beneplácito de todos los grupos parlamentarios ha sido la propuesta del Grupo Parlamentario Socialista para impulsar la elaboración del plan integral de atención a los menores de 3 años en situación de dependencia. El portavoz adjunto de Servicios Sociales, Luis Carlos Sahuquillo, encargado de defender esta iniciativa, ha subrayado que “para lograr una adecuada protección de los menores de 3 años en situación de dependencia, es necesario que se apruebe cuanto antes, en el seno del Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia,  un Plan Integral –ya previsto en la Ley de Dependencia-, en el que se contemplen las medidas a adoptar por las Administraciones Públicas, sin perjuicio de sus competencias, para facilitar la atención temprana y la rehabilitación de sus capacidades físicas, mentales e intelectuales”, así como “dotarlo económicamente con la financiación necesaria”.

Especialidades

Uno de los puntos del día era el debate sobre la especialidad de Enfermedades Infecciosas, cuyo reconocimiento ha sido rechazado solamente por el Partido Popular. Era una Proposición no de Ley que ha defendido la portavoz de Sanidad de CiU, Conxita Tarruella, quien ha criticado “el giro inesperado” del PP, ya que en la anterior legislatura apoyaba la creación de la especialidad primaria de Infecciosas, y ha acabado por definirla como un Área de Capacitación Específica con dos años de duración en el borrador de Real Decreto. “Los profesionales podrían contar con una formación de alto nivel, que no es posible con la formación específica de cómo máximo de 2 años que contempla el Área de Capacitación Específica”, afirma Tarruella, quien recalca al Ejecutivo que la reación de esta especialidad no supone coste adicional para la Administración.

También se ha debatido sobre la necesidad de crear la especialidad de Embriología Clínica junto a la de Genética en el futuro proyecto de troncalidad. La oposición ha defendido esta propuesta y ha argumentado a favor de la creación de esta disciplina que los avances en los últimos años han evidenciado “cambios rápidos en las necesidades formativas” de quienes trabajan en el ámbito de la reproducción asistida. No lo han considerado así desde el Grupo Parlamentario Popular.

Simplificación de los trámites para cambiar de medicamentos

La portavoz de Consumo del Grupo Popular en el Congreso, Andrea Fabra, ha propuesto la simplificación de los trámites en el acceso a la medicación visada de pacientes así como de la carga burocrática que supone este procedimiento para el profesional sanitario. Durante su intervención, Fabra ha hecho bandera de la agilización del procedimiento administrativo en el acceso a la medicación visada ya que, en muchos casos, dificulta el acceso del paciente a la misma, y puesto que “no contar con ese visado no impide que no se dispense, pero sí impide su financiación por los servicios de salud”. Esta PNL ha contado con 38 votos a favor y 3 abstenciones.