Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

“El Colegio de Médicos seguirá trabajando para alcanzar las mejores condiciones sociales y laborales”

Braña espera “intensificar la búsqueda de soluciones que ofrezcan posibilidades de trabajo” y alcanzar acuerdos “basados en la honestidad”

Miércoles, 24 de abril de 2013, a las 11:38

Ángel Merino.
La semana pasada, el jefe del servicio de Traumatología del HUCA, Alejandro Braña, tomaba posesión administrativa como presidente del Colegio de Médicos. Unos días después, y ya con un mayor conocimiento del presente y futuro que le espera al Colegio, Redacción Médica ha hablado con Alejandro para conocer de primera mano estas cuestiones.

Partiendo de la situación de crisis que envuelve a la sanidad asturiana, seguramente la más profunda de los últimos 30 años, el nuevo presidente del Colegio de Médicos considera que las consecuencias derivan de que “a las reducciones de personal y de salarios se suma una gran presión asistencial”.

Alejandro Braña.

Esto supone una mezcla que, según Braña, “no invita al optimismo”. “El pasado conflicto sanitario, que alcanzó el triste récord de cuatro meses de huelga, ha sido el punto clave de una fractura entre el orden viejo del sistema sanitario público y un orden nuevo en el que, por el momento, no se ven claros los beneficios de un sistema que basa su sostenibilidad en la merma de personal y de medios”, ha aclarado.

En este marco, el Colegio de Médicos “seguirá trabajando para alcanzar las mejores condiciones sociales y laborales de los médicos”, aclara Alejandro, quien apuesta por “la colegiación obligatoria debido a que fomenta un Colegio más plural y fuerte que busca ofrecer un servicio adecuado a cada médico”.

Búsqueda de soluciones laborales y ayudas a los colegiados

En esta línea, Alejandro Braña indica que “trabajamos muy especialmente con las sociedades profesionales, dándoles el necesario soporte material y administrativo para que se desarrollen en el seno del Colegio”. “También nos ocuparemos de manera muy intensa de los médicos jóvenes, los médicos en paro y los que sufren precariedad en el trabajo, tratando así de intensificar la búsqueda de soluciones que ofrezcan posibilidades de trabajo”, remarca.

“Del mismo modo, nos interesamos por la formación continuada como uno de los ejes de nuestra actividad y por los médicos jubilados, que forman un colectivo muy participativo y con gran espíritu colegial”, apostilla el presidente.

En cuanto a los programas de ayuda a colegiados, Braña cuenta con seguir con el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (Paime), “que ha demostrado su extraordinaria valía”. También permanece en plena actividad el Registro de Agresiones, lo que supone para el presidente “una seguridad de defensa jurídica seria de esta lacra que padecemos en todo el país”.

Por otra parte, Alejandro apuesta por “un personal administrativo diligente y volcado con la colegiación”, pero cree que se va a mejorar todavía más “la agilidad del servicio y a implementar el tratamiento informático de las actividades administrativas”.

Apuesta por la honestidad

Con estas medidas, el nuevo presidente del Colegio de Médicos no espera otra cosa que no sea “encarar el futuro sin el pesimismo que ahora debe embargar a cualquier profesional bien informado”. Para lograrlo, su meta es que “las soluciones se alcancen en el marco de acuerdos sinceros y honestos con quienes tienen la capacidad para mejorar este estado de cosas”. “Este presidente nunca dará la espalda a un acuerdo razonable ni a una posibilidad de mejorar la situación de un médico asturiano”, concluye con autoexigencia.