Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 15:40

El Colegio de Médicos se hace eco de la difícil situación en el Sahara

Se solicitan profesionales españoles en comisiones médicas

Martes, 17 de septiembre de 2013, a las 13:12

Redacción. Santander
Una delegación de autoridades sanitarias saharauis encabezadas por el ministro de Salud Pública, Mohamed Lamin, han alertado este martes en Santander de que tanto la crisis como las condiciones de seguridad en esta república árabe están repercutiendo en la asistencia que prestan comisiones de otros países, por lo que han demandado que se mantenga y amplíe la ayuda y la colaboración, especialmente en lo que a la asistencia médica se refiere y a colectivos más vulnerables, como mujeres y niños. 

Mulay Ahmed, urólogo saharaui; Tomás Cobo, presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, y Mohamed Lamin, ministro de Salud Pública de la República Saharaui, durante la rueda de prensa en el Colegio de Médicos.

Y es que la escasez de medicamentos o la ausencia de especialistas hacen que determinados enfermos no tengan la oportunidad de ser examinados y atendidos a tiempo, por lo que se agrava su estado y acaban falleciendo, ha lamentado el ministro saharaui en una rueda de prensa que ha ofrecido en el Colegio de Médicos de Cantabria.

Acompañado del presidente de esta institución, Tomás Cobo, así como Fernando de la Torre, cirujano del Hospital Santa Clotilde que colabora en las expediciones a la república saharaui, Lamin ha agradecido la colaboración y cooperación de la región, y ha solicitado que se mantenga y amplíe.

En este sentido, el médico Mulay Ahmed, urólogo, vicepresidente primero del Colegio de Médicos y director médico del Hospital Nacional de Rabuni, ha asegurado que el pueblo saharaui precisa ampliar la asistencia médica que recibe, que se ha visto reducida por la coyuntura económica y por cuestiones de seguridad, que se han saldado con secuestros. No obstante, los miembros de la delegación saharaui han asegurado que se han adoptado medidas en este último sentido.

Tras recalcar que la población infantil y la femenina son las más "vulnerables" a las distintas patologías que afectan a la población saharaui, el médico ha incidido en la necesidad de contar con especialistas para, por ejemplo, lograr la detención precoz de cánceres como el de mama o de cérvix o cuello uterino.

En cuanto a las enfermedades que tienen una mayor incidencia en los campos saharauis, ha citado la diabetes o la hipertensión arterial, y ha reiterado la ausencia de especialistas para hacer un control y seguimiento de estas patologías.

Este médico también se ha referido a enfermedades respiratorias como el asma, diarreicas --más frecuentes en verano--, la anemia o la malnutrición, que igualmente tienen una "alta" incidencia y requieren atención para "evitar males mayores".

Con todo lo anterior, el ministro ha agradecido y valorado la colaboración que reciben desde Cantabria, y ha pedido que continúe y se amplíe porque, por ejemplo, en lo que a medicamentos se refiere "recibimos menos de lo que necesitamos".

Priorizar la formación

A preguntas sobre la formación de los saharauis en materia sanitaria, Lamin ha subrayado que es una de las "prioridades" del Ministerio de Salud, y ha apuntado al respecto que lo que permite aprender "más" y "mejor" a sus médicos y enfermeros es, precisamente, la presencia de profesionales españoles a través de comisiones médicas.

Sobre este asunto, Cobo ha señalado que es un aspecto que se va a "reforzar", ya que el objetivo de las expediciones también pasa por que los médicos saharauis mejoren su formación, tanto en la república africana como en nuestro país.

Colaboración en Cantabria

En cuanto a la ayuda y colaboración que Cantabria presta en materia sanitaria a los saharauis, De la Torre ha recordado que corre a cargo del Gobierno regional, diferentes ayuntamientos como el de Santander, hospitales como el de Santa Clotilde, organizaciones como el Colegio de Médicos, asociaciones, entre las que destaca Cantabria por el Sáhara, o empresas privadas, de las que ha citado Citröen, que presta vehículos para desplazamientos, a lo que hay que sumar el Fondo Cantabria Coopera, puesto en marcha hace un par de años.

Mientras las administraciones aportan ayudas, los centros sanitarios colaboran con medios materiales y humanos. A este respecto, Tomás Cobo ha indicado que la comisión de la entidad que preside está formada por cinco o seis personas, prácticamente la mitad de las que se desplazaban a la república saharaui cuando se inició la colaboración en la década de los 90.

A este respecto, De la Torre ha indicado que entonces viajaban desde Cantabria unas diez o doce personas, especialistas en diferentes patologías y enfermedades, lo que "complicaba" los traslados. Así, con la experiencia han concluido que es mejor que se desplacen menos personas y para actuaciones más concretas, como cirugía general.

Así, en los últimos años se ha realizado un programa exhaustivo de atención a problemas de vesícula, ya que si no se atiende a tiempo se va complicando, hasta el punto de derivar en peritonitis y fallecer los afectados. En la misma línea, este médico de Santa Clotilde aboga por acometer programas puntuales y especializados, a cargo, por ejemplo, de cirujanos infantiles.

En la rueda de prensa también han estado presentes Jattra  Malainin, coordinador comisiones sanitarias del Ministerio de Salud Pública, y Hasenna, coordinador sanitario en España.

La delegación saharaui se entrevistará este martes con representantes del Gobierno de Cantabria y del Ayuntamiento de Santander, entre otros.