Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

El Colegio de Médicos recurre la normativa que convierte las horas de guardia en jornada ordinaria

Considera que ocasiona un perjuicio económico para los médicos y repercute negativamente en la calidad asistencial

Miércoles, 10 de abril de 2013, a las 13:40

Redacción. Madrid
El Colegio Oficial de Médicos de Madrid (Icomem) considera que la conversión de horas de guardia de los facultativos en jornada ordinaria no se ajusta a la legalidad vigente, por lo que la institución colegial ha presentado un recurso por vía judicial contra la norma que recoge tal medida, la resolución de 29 de enero de 2013 de la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud que regula la ampliación de la jornada ordinaria a 37,5 horas semanales en la Sanidad pública de la Comunidad de Madrid.

Sonia López Arrinbas, presidenta del Icomem.

Antes de este recurso por vía judicial, de forma cautelar y como es preceptivo, el Icomem interpuso un recurso de alzada por la vía administrativa.

El Colegio cree que convertir horas de guardia en jornada ordinaria repercute en el médico, al que se le baja de forma efectiva su salario y se le consideran como ordinarias horas extraordinarias como los festivos o la nocturnidad.

Asimismo, afecta a los pacientes, que ven rebajadas las horas en las que su médico le puede prestar asistencia, ya que durante las horas de guardia los recursos son reducidos y sólo se atienden casos urgentes, y no hay asistencia
ordinaria reglada, como consultas, pruebas o cirugías programadas. La medida, por tanto, no redunda en absoluto en una mayor calidad asistencial.

Se trata de unas instrucciones que se dictaron sin alcanzar un acuerdo en la Mesa Sectorial de Sanidad, cuyo contenido resulta discriminatorio respecto al resto de personal estatutario, funcionario y laboral de la Consejería de Sanidad que no presta sus servicios en instituciones sanitarias del Servicio Madrileño de Salud, así como respecto al resto de la misma Administración autonómica, que al no hacer guardias les supone un incremento de las horas ordinarias que
pueden realizar de distintas formas y su retribución salarial no se ve afectada.