12 dic 2018 | Actualizado: 21:10

El Colegio de Médicos entrega la beca de apoyo a la formación MIR 2011

Ha recaído en Marcos Kutz Leoz que realiza el tercer año de residencia de Gastroenterología y Hepatología en el Complejo Hospitalario de Navarra

mar 17 mayo 2011. 12.19H

Redacción. Pamplona
Marcos Kutz Leoz, que realiza el tercer año de residencia en la especialidad de Gastroenterología y Hepatología en el Complejo Hospitalario de Navarra, ha recibido la beca de 6.000 Euros que concede la Fundación Colegio de Médicos de Navarra con el patrocinio de Laboratorios Cinfa.
 

En la primera, el vicepresidente del Colegio de Médicos y la presidenta, Rafael Teijeira y Teresa Fortún, felicitan a Marcos Kutz. En la siguiente, De izq. a dcha., Oscar Gorría, vocal de Médicos en Formación; Marcos Kutz, ganador de la Beca; Mª Teresa Fortún, presidenta del Colegio de Médicos de Navarra; Rafael Teijeira, vicepresidente del colegio navarro, y Enrique Ordieres, presidente de Laboratorios Cinfa.

El premio irá destinado a financiar su estancia en la Unidad de Trasplante Hepático del King’s College Hospital de Londres, en la que el joven doctor ha permanecido durante los meses de marzo y abril.
En el King’s College Hospital, Marcos Kutz ha trabajado con el equipo dedicado a valorar la indicación del trasplante, ha participado en el pase de planta diario de su Unidad Hepática de Cuidados Intensivos y ha presenciado en quirófano el desarrollo de una operación de trasplante hepático. Asimismo, ha colaborado en el seguimiento de los pacientes trasplantados.

El destino elegido

El King’s College Hospital de Londres cuenta con una Unidad de Trasplante Hepático desde 1998. Desde entonces, se han realizado más de 3000 trasplantes, cifra que lo convierte en el mayor programa de estas características de toda Europa.

El centro cuenta además con una Unidad de Cuidados Intensivos especialmente dedicada al fallo hepático. Marcos Kutz ha destacado además la experiencia de cinco años con la que cuenta este hospital en el trasplante de órganos procedentes de donantes en parada cardiaca, “que ha conseguido unos resultados equivalentes al trasplante habitual de pacientes en muerte cerebral”.

Además del enriquecimiento profesional, ha subrayado la experiencia positiva que supone “conocer una manera diferente de trabajar, en un país extranjero y en un centro de referencia y de gran tamaño” y la ventaja de poder practicar inglés, “imprescindible en el ámbito médico y de indudable interés para un médico en formación”.