17 nov 2018 | Actualizado: 10:10
Domingo, 16 de noviembre de 2014, a las 13:57
Redacción. Murcia
El Colegio de Médicos ha denunciado a la Fiscalía el presunto caso de intrusismo profesional de una supuesta residente de tercer año que ejercía en el hospital de Los Arcos publicado este domingo en prensa.

Isabel Montoya.

La corporación que preside Isabel Montoya recibió información de las sospechas sobre la veracidad de la colegiación de la presunta falsa médico a través de otros colegiados compañeros en el centro hospitalario en el que trabajaba. Así, la organización colegial detectó anomalías en los datos que aportaba esta persona, por lo que solicitó información a la Consejería de Sanidad, tanto del número de colegiada que utilizaba como de su certificado de colegiación, descubriendo que el número de colegiado pertenecía a otro médico residente, lo cual denota la falta de control del Servicio Murciano de Salud que ha mantenido a dos médicos trabajando con un mismo número de colegiado. Además, la presunta falsa médico no estaba colegiada en ningún Colegio de Médicos de España.

La organización colegial inició la investigación pertinente, que finalizó con la comprobación, en la base de datos titularidad de la Subdirección General de Títulos y Reconocimiento de Cualificaciones del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, de que no constaban los datos que aportaba la presunta falsa médico. A pesar de no ser licenciada en Medicina, había aprobado el examen MIR y en mayo de 2012 se incorporó a una plaza de residente en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria en la que ha permanecido ejerciendo durante dos años y medio.

El Colegio de Médicos, tras las pruebas recabadas, ha trasladado el caso a Fiscalía por un presunto delito de intrusismo profesional y falsificación de documentos. Se trata del segundo caso detectado por el Colegio de Médicos de la Región de Murcia en apenas unos meses, dado que el pasado mes de octubre denunció también a un presunto falso médico que ejerció a pesar de no disponer tampoco de la colegiación.

El Colegio de Médicos ha expresado su total indignación por el proceder de la Consejería de Sanidad y el Servicio Murciano de Salud, quienes desoyendo sentencias del Tribunal Constitucional, continúan sin exigir el certificado de colegiación que garantiza que los facultativos cuentan con la habilitación necesaria para ejercer.