Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:00

El Colegio de Médicos de Zaragoza entrega el nuevo carnet digital a los diputados que son colegiados

La vicepresidenta de las Cortes de Aragón, Rosa Plantagenet-Whyte, licenciada en Medicina, ha presidido el acto

Jueves, 19 de abril de 2012, a las 13:19

Redacción. Zaragoza
La vicepresidenta de las Cortes de Aragón, Rosa Plantagenet-Whyte, ha presidido este jueves el acto de entrega del nuevo carnet profesional a los parlamentarios y senadores autonómicos de las Cortes de Aragón que ostentan la condición de médicos colegiados. “Es un nuevo paso para consolidar el ejercicio profesional del futuro. Tal vez, política y medicina sean dos disciplinas más cercas de lo que parece”, ha comentado Plantagenet-Whyte.

Miembros de la junta directiva colegial, con los parlamentarios médicos.

El acto, celebrado en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio de la Aljafería, ha contado con la presencia, entre otras autoridades, del secretario segundo de las Cortes, Alfonso Vicente; la consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, Dolores Serrat; el portavoz parlamentario del PSOE, Javier Sada; y el senador autonómico Ricardo Canals. Además, también ha estado presente la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Zaragoza, representada por su presidente, Enrique de la Figuera, y el secretario, Ángel Jimeno.

El nuevo distintivo se configura como un innovador instrumento médico de carácter digital. “Parece mentira que hace diez siglos, otro médico, de los pioneros, el también filósofo Avempace, pasease por estas salas con nuestras mismas preocupaciones: una práctica médica más eficaz y extendida, y la utopía de una sociedad fundada en la verdad, en la empatía entre los hombres y en la práctica de la virtud”, ha rememorado la vicepresidenta de las Cortes de Aragón.

Plantagenet-Whyte ha destacado en sus palabras que el nuevo carnet “ofrece una herramienta con dos vertientes muy claras y positivas”. “En mi opinión, otorga ese marchamo de globalidad y universalidad y también un irrenunciable respeto por los derechos del paciente y por la gestión segura y eficaz de la información sanitaria”, ha manifestado la vicepresidenta. Además, ha apostado porque “el sector sanitario sea el primero en hacer realidad esa especie de mantra político que no por escuchado debe perder ni un ápice de su valor, ese hacer más con menos”.