21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El Colegio de Médicos de Zaragoza apuesta por aplicar el coaching en el mundo sanitario

“En el ámbito médico esta técnica favorece el aprendizaje continuo” asegura Blanca Porres, especialista en Medicina Familiar

Jueves, 17 de marzo de 2011, a las 17:20

Los ponentes de la jornada, Chema Sansegundo, Blanca Porres y Gregorio Porras.

Redacción. Zaragoza
El Colegio de Médicos de Zaragoza apuesta por aplicar la metodología del coaching en el mundo sanitario. La institución colegial ha organizado unas jornadas en las que Blanca Porres, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, ha señalado que esta palabra designa al “tutor que acompaña o dirige con el objetivo de mejorar comportamientos específicos y de crear nuevas competencias”. Porres, que forma parte de la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Zaragoza, es Coach personal y ejecutivo, y trabaja en aplicar las técnicas de Coaching en el mundo sanitario.

“El proceso coaching, ha explicado Porres, consiste en tres fases: la toma de conciencia, la definición de una meta y el desarrollo de un plan de acción”.

Durante su ponencia, Blanca Porres ha señalado que la metodología coaching ayuda a mejorar la observación de uno mismo. De hecho, ha apuntado, “cuando interpretamos la realidad lo hacemos desde la educación, la cultura, la religión, la historia personal…pero la realidad puede verse de forma nueva”. Y tras la observación de la realidad, el descubrimiento de las emociones y cómo éstas pueden vincularse a la nueva interpretación de la realidad. Y todo ello para aceptar que existen posibilidades para mejorar, que se pueden ver los resultados. “Lo importante, ha afirmado Porres, es la intención: lo puedo hacer, lo voy a hacer”. El coaching, en definitiva, tiene en cuenta la capacidad de acción y que se puede crecer.

Coaching y medicina

El ámbito médico, ha señalado Porres, muestra una alta competencia técnica, favorece el aprendizaje continuo y es un espacio de flexibilidad en el que se pueden desarrollar competencias como la asertividad. También, la relación con personas que padecen la enfermedad, el sufrimiento y la muerte. “En todo ello, la metodología coaching puede ayudarnos, ha insistido Blanca Porres”.

De hecho, “los sistemas sanitarios son grandes y complejos, y necesitamos redescubrir nuestro control profesional”. Y aquí es donde aparece uno de los términos clave de la metodología coaching, el liderazgo. En opinión de Blanca Porres, el médico tiene un triple reto de liderazgo: personal, asistencial y de opinión. Porres ha reconociado que “tenemos mucha capacidad de acción” y ha recordado la frase de Albert Einstein: si siempre hacemos lo mismo obtendremos los mismos resultados.

Liderazgo e innovación

Sobre el liderazgo versó la ponencia del empresario Gregorio Porras. En su opinión hay que desmitificar al líder porque el liderazgo se da en función de la situación. Cuando se habla de liderazgo, ha señalado Porras, “se habla de compromiso y de tener la responsabilidad de tomar decisiones”. Así, el empresario partió de los ingredientes básicos del liderazgo como visión, pasión integridad, confianza, curiosidad, osadía.

Todo ello para subrayar que “el liderazgo de la metodología coaching tiene mucho que ver con el carisma, pero también con el trabajo en equipo, con la capacidad de negociación y la adaptación al cambio”. Al final, ha señalado Gregorio Porras, se trata de mirar al futuro, partir de nuevas ideas y cuidar el presente ya que en él vivimos el resto de nuestra vida.

La última ponencia de la jornada corrió a cargo del abogado Chema Sansegundo, que trató sobre la aplicación del coaching, en concreto del término innovar, “que no es otra cosa que pensar distinto”, ha apuntado. La clave, ha señalado el cocah Sansegundo, está “en ampliar la visión e identificar estos recursos de las personas”.