Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

El Colegio de Médicos de Las Palmas vincula la denuncia por prevaricación al proceso electoral

Considera que la aparición de esta información en plena campaña electoral

Domingo, 04 de mayo de 2014, a las 16:30
Redacción. Las Palmas
El Colegio de Médicos de Las Palmas ha distribuido este domingo un comunicado urgente en el que vincula la denuncia por prevaricación contra el  presidente y otros tres miembros de la Comisión Permanente de la Junta Directiva de la Institución, conocida este fin de semana, al proceso electoral.

Según el Colegio, "no es fortuita la aparición de esta noticia en plena campaña electoral y, por ello, lo pondrá en conocimiento de la Junta Electoral".

La denuncia afecta a Pedro Cabrera, presidente del Colegio; Antonio Acosta tesorero e instructor del expediente, Esteban Pérez Alonso, primer vicepresidente; y Carlos Mora Lourido, secretario; denunciados por un presunto delito de prevaricación como consecuencia de la sanción impuesta a uno de sus médicos colegiados, según consta en la querella que fue presentada el 29 de abril ante el Decanato de los Juzgados de Las Palmas. Todos ellos son acusados de haber emitido una decisión administrativa arbitraria a sabiendas de ser injusta después de asegurar en una resolución del pasado 9 de abril que "no existe prueba alguna" contra uno de los expedientados pero sancionarlo "por la comisión de una falta menos grave".

En este sentido, el Colegio ha manifestado que el denunciante, Norberto Santana, ha sido codirector de una tesis doctoral que la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria anuló por plagio y fraude científico tras el informe de tres peritos independientes de diferentes universidades españolas.

Además, el Colegio asegura haber llevado a cabo una investigación independiente a la de la Universidad con dos peritos ajenos a esta Institución, catedráticos de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, "que dictaminaron de forma concluyente que la mencionada tesis era un plagio y, con mayor agravante, un fraude científico".

Según recoge el comunicado, "Norberto Santana, a pesar de figurar como codirector de la mencionada tesis, no participó ni en el diseño ni en la realización de la misma, actitud sancionable en todos los Códigos de Ética y Deontología Médica".

Por último, el Colegio asegura que ha realizado "el procedimiento desde el más estricto cumplimiento de sus Estatutos y del Código de Ética y Deontología Médica".