16 dic 2018 | Actualizado: 18:30

El Colegio de Médicos de Las Palmas, satisfecho con la sentencia del TC que anula la libre colegiación

Apenas 13 médicos (0,2 por ciento) han hecho efectiva su baja en el Colegio por ese motivo

vie 31 mayo 2013. 13.35H

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
El Tribunal Constitucional sentencia a favor de la colegiación obligatoria. El recurso ante el TC había sido interpuesto por el Gobierno central el 16 de julio de 2002 a instancias del Colegio de Médicos de Las Palmas.

La sentencia argumenta que sólo el Estado –y no las comunidades autónomas- es competente para determinar las profesiones que han de determinar las profesiones que han de tener colegiación obligatoria y, en su caso, determinar las excepciones a esa obligatoriedad. Esta sentencia del TC se une a las dictadas este año en Andalucía, Asturias y Extremadura y utiliza el mismo argumento que usó para hacer lo propio en dichas comunidades autonómicas: “Es una competencia estatal”.

Pedro Cabrera.

En la provincia de Las Palmas, esta norma autonómica ha tenido escasa incidencia, ya que por ese motivo, de 4.700 colegiados, sólo se han dado de baja 13 médicos, tan sólo un 0,2 por ciento. Éstos, en el caso de que ejerzan ahora la profesión deberán volver a colegiarse.

Pedro Cabrera, presidente del Colegio de Médicos de Las Palmas, muestra su satisfacción por la sentencia del Tribunal Constitucional, “hemos esperado más de una década por su resolución pero reconoce lo que es lógico y justo. Pero en nuestra provincia esta norma autonómica apenas ha tenido impacto. Ya que los médicos en Las Palmas están colegiados no porque lo exija la ley, sino porque es un sinónimo de calidad. El médico colegiado se rige por un código deontológico del Colegio que vela por el buen quehacer de la profesión y por ende de los pacientes”.

En cuanto al escaso número de colegiados que se dieron de baja a raíz de la norma canaria, ahora derogada por el TC, Pedro Cabrera explica que “sólo el 0,3 por ciento de los médicos han decidido descolegiarse en 11 años, y que sólo un 1 por ciento de los médicos de la provincia no se habían colegiado una vez finalizada su carrera, es extraordinariamente significativo”.

De este modo, los médicos de la provincia son muy conscientes de los beneficios de la colegiación por las garantías que supone para el paciente y para el propio médico, además de los servicios que les ofrece el Colegio, como asesoría jurídica, el programa de atención integral al médico enfermo, ayuda a la formación, además de tener el respaldo profesional de un código deontológico muy exigente.

Asimismo, “los pacientes pueden confirmar la colegiación de un médico, hecho que hacen con cierta frecuencia. Animo a que sigan haciéndolo porque es una medida de control de la profesión necesaria para la salud de todos”, añade Cabrera.