17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

El Colegio de Médicos confía en que el fallo del TSJM favorezca a la asistencia hospitalaria

Reclaman a la Comunidad que cuente con ellos para elaborar un nuevo plan

Sábado, 11 de enero de 2014, a las 16:59

Redacción. Madrid
El Colegio Oficial de Médicos de Madrid ha (ICOMEM) ha expresado este sábado su deseo de que la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de devolver los recursos sobre la externalización sanitaria a los juzgados de origen "favorezca el mantenimiento de la calidad asistencial" de los hospitales públicos.

Sonia López Arribas.

En un comunicado de presa, ICOMEM manifiesta su "respeto" por la decisión adoptada por la Sala del TSJM y recuerda su apoyo a "la necesidad de un cambio" en la sanidad madrileña, pero "siempre contando con los médicos".

Añaden que poco después de que la Consejería de Sanidad aprobara el "Plan de garantías para la sostenibilidad del sistema sanitario público", alertaron de que entre sus medidas figuraba la externalización de la gestión hospitalaria de seis hospitales de la Comunidad y que una de las consecuencias podría ser "la desigualdad de la calidad asistencial a la población asistida".

Para realizar esa afirmación, se basan en que los tratamientos médicos en los hospitales externalizados "podrían estar supeditados a criterios economicistas en lugar de a los puramente clínicos".

Asimismo, advierten de que se podrían ver reducidas las plantillas y reordenados los recursos humanos y de que existiría "una pérdida de potencial docente, de formación continuada y de investigación clínica en los centros con gestión privada".

ICOMEM avala la necesidad de un cambio en la Sanidad madrileña, pero recuerdan a la Comunidad que eso no se puede llevar a cabo "de espaldas a los médicos o al conjunto de los profesionales" y que se debería de contar con ellos para elaborar "de forma urgente" un nuevo plan "que cambie, mejore y haga sostenible de forma duradera la Sanidad madrileña".

Para ello, ponen a disposición de la Consejería de Sanidad "todos los recursos profesionales y técnicos a su alcance" y advierten de que el ahorro que pudiera derivarse de una posible paralización de la privatización "no deben en ningún caso implicar un mayor recorte de las prestaciones asistenciales o de las condiciones laborales de los médicos madrileños".