Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:00
Martes, 25 de noviembre de 2014, a las 14:17
Redacción. Pamplona
El Colegio de Médicos ha expresado su apoyo a la cooperante navarra, ingresada en el Hospital Carlos III de Madrid, que "en el desempeño de su labor profesional ha sufrido un accidente biológico en el tratamiento de un paciente con ébola".

María Teresa Fortún, presidenta del Colegio de Médicos de Navarra.

El organismo que representa a los galenos ha reconocido el trabajo que ha realizado esta profesional repatriada (así como todos los médicos que trabajan en la atención sanitaria a los pacientes con ébola), una labor que "en situaciones extremas, como la actual, puede llegar a ser un riesgo para su salud", y ha deseado que "la posibilidad de contagio de la enfermedad no se materialice". Además, ha mostrado su disponibilidad para "lo que precise".

En opinión del Colegio de Médicos, "ejemplos como el de esta mujer resaltan el profesionalismo de la medicina y ensalzan nuestro Código de Ética y Deontología Médica, que recoge que la profesión médica está al servicio del ser humano y de la sociedad y que la principal lealtad del médico es la que debe a su paciente y la salud debe anteponerse a cualquier otra conveniencia".

El colegio ha afirmado que "sigue de cerca" la evolución de la cooperante y que mantiene contactos con la oficina regional de Médicos Sin Fronteras, organización a la pertenece, con el "fin de prestarles el soporte necesario".

ENLACES RELACIONADOS:

Salud valora la “rápida repatriación” de la cooperante y está en permanente contacto con el Ministerio (21/11/14)