Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El Colegio de Médicos afirma que las Unidades de Gestión Clínica “son perversas en su esencia”

Rechaza dar incentivos para cumplir con los principios del código deontológico

Martes, 13 de marzo de 2012, a las 17:10

Redacción. Oviedo
La presidenta del Colegio de Médicos de Asturias, Carmen Rodríguez, ha replicado este martes al consejero de Sanidad del Principado, José María Navia-Osorio (Foro), que conoce "perfectamente" el modelo de Unidad de Gestión Clínica, "perverso en su esencia".

Carmen Rodríguez, presidenta del Colegio de Médicos de Asturias.

La afirmación viene en respuesta a unas declaraciones de Navia-Osorio, quien este lunes dijo sobre las críticas del Colegio al modelo que "seguramente" no lo conozcan "a fondo", ofreciéndose a enseñárselo e incidiendo en que profesionales y usuarios están satisfechos.

Al respecto, Carmen Rodríguez ha argumentado a Europa Press que las críticas al modelo que impulsó el anterior consejero socialista, Ramón Quirós, no son "por desconocimiento" sino por considerar que las unidades son "perversas" en su esencia, ya que intentan ahorrar recursos a través de incentivos, cuando el código deontológico ya indica que el médico debe consumir los recursos finitos del sistema de acuerdo con "su saber y entender".

Por ello, afirma que el uso responsable de los recursos y la calidad asistencial "deben primar" con independencia del modelo, e insta al consejero a asumir su responsabilidad si es que los centros en los que no se desarrollan las Unidades de Gestión Clínica tienen peores resultados o registran una menor satisfacción por parte de usuarios y profesionales.

Además, dice que ya trasladó al consejero la posición del Colegio en dos reuniones en las que Navia-Osorio "no se brindó a dar explicaciones".

Con todo, Carmen Rodríguez asegura que le gustaría "por el bien de la sociedad asturiana y de los profesionales" que "funcionara" un modelo que parece "irreversible que se implante", aunque se muestra reacia al recordar que se intentó implantar sin éxito en el Insalud y que ha tenido resultados "catastróficos" en la Atención Primaria de Cataluña.