Redacción Médica
15 de agosto de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 10:00

El Colegio de Farmacéuticos trabaja en una cartera de servicios profesionales retribuidos

Belén González-Villamil asegura que de esta manera se reafirmará el papel del profesional de la oficina de farmacia como agente de salud

Lunes, 01 de diciembre de 2014, a las 14:12
Redacción. Oviedo
El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Asturias celebró el pasado sábado, 29 de noviembre, la festividad de la Patrona, Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción.

Belén González-Villamil y José Villazón.

Durante el acto institucional se hizo entrega de las insignias de Bronce a los nuevos colegiados; de la insignia de Plata a los colegiados que cumplen 25 años de colegiación y de las insignias colegiales de Oro a los que cumplen 50 años de colegiación. Asimismo, se entregaron las Placas Conmemorativas a los colegiados jubilados. En el transcurso del acto se concedió la Medalla de Oro del Colegio de Farmacéuticos de Asturias a Jose Villazón, que presidió esta institución durante los años 2010 a 2014. Se reconoce así su dedicación y méritos profesionales extraordinarios a favor de los intereses generales de los farmacéuticos.

Durante su intervención, Belén González-Villamil, presidenta del Colegio, destacó que “uno de los retos principales no solo de nuestro Colegio, si no de la profesión, es el de promover el papel del farmacéutico como agente de salud. Trabajamos en el desarrollo de servicios profesionales centrados en el paciente que sean acordes con las competencias de los farmacéuticos y que puedan prestarse desde todas las oficinas de farmacia. No es otra cosa que poner en marcha una cartera de servicios retribuidos, de calidad y acordados con la administración. Programas como la deshabituación tabáquica, los sistemas personalizados de dosificación, el test del VIH… por mencionar solo algunos, dotarán de más contenido a nuestra labor como agentes de salud y ofrecerán a la sociedad un servicio cada vez más cercano y útil”.

En definitiva, afirmó su intención de “poner en marcha nuevos servicios que mejoren el uso responsable de los medicamentos así como la salud de los pacientes, lo que requiere que tanto adjuntos, como titulares, continuéis con el compromiso por la calidad asistencial y la profesionalidad”.