Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

El Colegio de Enfermería de Guipúzcoa premia un trabajo sobre restricciones físicas en personas mayores

Es un estudio descriptivo realizado entre una muestra de 785 profesionales de cuatro comunidades

Jueves, 24 de abril de 2014, a las 11:01
Redacción. San Sebastián
La presidenta del Colegio de Enfermería de Guipúzcoa, Pilar Lecuona, ha entregado a Emilio Fariña, profesor titular del Departamento de Enfermería de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, el Premio a la Mejor Comunicación del XXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica (Seegg), por el trabajo titulado: “¿Qué importancia le da el personal de enfermería al uso de restricciones físicas en personas mayores?”.

Pilar Lecuona y Emilio Fariña.

Los autores del estudio son Gabriel J. Estévez Guerra, Manuel Gandoy Crego, Cristina Gómez Cantorna, María Montilla Fernández y Emilio Fariña López, enfermero y coordinador del estudio, quién también realizó en su día la primera tesis doctoral en nuestro país sobre restricción física en personas mayores.

El trabajo premiado por el Colegio de Enfermería de Guipúzcoa es un estudio descriptivo realizado entre una muestra de 785 profesionales de enfermería de cuatro comunidades autónomas. En él se concluye que los enfermeros todavía consideran importante la aplicación de restricciones físicas en la práctica cotidiana, en especial para tratar de evitar caídas. “Este dato contrasta con trabajos publicados en países del entorno, donde se observa un cambio de actitud ante dicho procedimiento. Otro de los hallazgos relevantes es que la mayor parte de los profesionales han considerado insuficiente su formación con respecto a esta materia”, ha explicado Emilio Fariña.

A la vista de estos resultados, los autores insisten en la necesidad de mejorar la formación del personal de enfermería, “en especial la relacionada con el uso de alternativas a la limitación de la movilidad de los pacientes”. Asimismo –han añadido-, sería conveniente que se conocieran las recomendaciones internacionales vinculadas a su aplicación.

Por otra parte, han recordado que la prevalencia de uso de restricciones físicas en España es bastante elevada, “y ello a pesar de que afectan a numerosos aspectos éticos y legales, además de ocasionar importantes perjuicios sobre la salud de las personas”.

En su opinión, resulta por tanto de interés la puesta en marcha de estudios que ayuden a identificar los factores que puedan estar promoviendo un mayor uso de este procedimiento. “Esto podría orientar la formación y las intervenciones encaminadas a reducir su aplicación”, han concluído los autores.