17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

El cierre de la Clínica del Pilar de San Sebastián no se debe solo a la concertación

Dejará de prestar servicios por la “persistente caída de ingresos”

Martes, 04 de noviembre de 2014, a las 19:09
Redacción. Guipúzcoa
El Gobierno vasco ha precisado que la actividad concertada por el Departamento de Salud en la cifra global de negocio de la Clínica El Pilar de San Sebastián "es sólo una parte no mayoritaria", por lo que, probablemente, el cierre de este centro sanitario "se deba a varios motivos y no exclusivamente a la concertación".

La Clínica del Pilar de San Sebastián ha anunciado su cierre el próximo 8 de diciembre debido a la "persistente caída de ingresos", que ha cifrado en "un 45 por ciento en los últimos tres años". Las pérdidas acumuladas de la clínica ascienden a más de cuatro millones de euros. La decisión ya ha sido comunicada al comité de empresa y la Dirección del centro está trabajando "en un plan de recolocación" de sus 97 trabajadores.

En un comunicado, el Departamento vasco de Salud ha lamentado la decisión del cierre "especialmente por los trabajadores que a lo largo de los años han desempeñado su labor sanitaria en este centro y por sus pacientes" y ha confiado en que la empresa "busque la mejor solución para cada uno de ellos", tal y como ha solicitado a la empresa este martes.

En esa línea, ha precisado que las cifras de facturación de los servicios concertados por el Departamento de Salud con la Clínica del Pilar "vienen experimentando una disminución progresiva desde el año 2008". La actividad que la Clínica facturaba al Gobierno vasco estaba fundamentalmente relacionada con hospitalización quirúrgica relacionada con la actividad de facultativos de cupo quirúrgico de Osakidetza.

Descenso

A partir del año 2009, esta actividad concertada comenzó a llevarse a cabo en el Hospital Universitario Donostia, por lo que, según ha explicado, la cifra de facturación descendió.

Asimismo, ha señalado que la 'litotricia' -una de las actividades concertadas- dejó de hacerse "por decisión de la propia Clínica", ya que sus gestores "decidieron no renovar el equipamiento cuando éste llegó al final de su vida útil".

Finalmente, el Departamento vasco de salud, tras recibir la notificación oficial de el cierre de la Clínica El Pilar, "tomará las medidas oportunas al objeto de que se cumplan todos los requisitos necesarios" para poder llevar a cabo este cese de actividad sin afectar a los pacientes.