Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Martes, 02 de diciembre de 2014, a las 16:15
Javier Barbado. Madrid
El Hospital Gil Casares, uno de los cuatro de que consta el Complejo Hospitalario de Santiago (CHUS), alberga a enfermos del Servicio de Medicina Interna desde el lunes debido a que se ha excedido el cupo de camas disponibles para la especialidad en sus dependencias habituales dentro del complejo.

El gerente del CHUS, Luis Verde.

Por esta razón –han informado a Redacción Médica fuentes del CHUS–, una vez cese la demanda de ingresos adicionales de Medicina Interna, se dejarán de nuevo libres las camas del Gil Casares que, desde hace tiempo, se encuentran reservadas para este propósito específico. “No se ha creado ninguna Unidad especializada, sino que son camas disponibles en caso de necesidad y siempre y cuando así lo decidan los clínicos”, han subrayado.

Sin embargo, la Comisión de Centro del Gil Casares ha reclamado la “apertura permanente” de la Unidad de Medicina Interna en este hospital del CHUS, aun cuando, según insisten estas fuentes, no existe tal Unidad, sino que se trata tan solo de un espacio habilitado para casos de exceso de demanda de pacientes del Servicio referido que impida su debida atención en los otros dos centros del Complejo, “y así lo ha corroborado el jefe del Servicio de Medicina Interna, Arturo González, en una entrevista reciente”.

“No podemos permitir que cierren la Unidad de Medicina Interna”, ha subrayado, por su parte, Lourdes García Romero, presidente de la mencionada Comisión, quien ha indicado que, según la información de la que disponen, algunos pacientes esperan hasta 48 horas por una cama.

Por ello, la Comisión de Centro del CHUS sostiene que la Gerencia “miente” cuando asegura que no hay demanda que justifique la apertura de esa Unidad. En este sentido, reprochan las “importantes consecuencias” de su supuesto cierre y recuerdan que “no es un cierre estival” por la demanda asistencial. “Ayer abrieron de un modo muy sospechoso”, han abundado, al tiempo que critican que haya pacientes “esperando cama en urgencias”.

Sin embargo, la presidenta de la Comisión de Centro del CHUS ha indicado que hace un par de semanas les pasaron “una propuesta de reestructuración con amortización de 30 puestos”, entre celadores, Enfermería y auxiliares, entre otros.

Movilizaciones

En este sentido, la Comisión de Centro del CHUS ha señalado que mantendrá movilizaciones semanales, como la concentración convocada este martes delante de la entrada principal del Gil Casares. Además, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía, a la que pregunta “hasta cuándo va a soportar este desmantelamiento progresivo de la sanidad pública”.