21 mar 2019 | Actualizado: 18:40

La nota de corte del examen MIR deja fuera a 1.400 estudiantes españoles

Uno de cada siete alumnos no podrá especializarse en los próximos años

jue 24 abril 2014. 13.28H
Hiedra García Sampedro. Madrid
El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) ha renovado su posicionamiento en contra de la nota de corte para acceder a una plaza de formación sanitaria especializada. En rueda de prensa para presentar las conclusiones de sus LXXI Jornadas Estatales de Estudiantes de Medicina (JEEM), los alumnos han criticado que esta nota haya dejado este año sin opciones de especializarse a casi 1.400 estudiantes de universidades españolas.

Los representantes del CEEM: José Manuel Almenara, secretario general; Álvaro Cerame, vicepresidente de Asuntos Externos; Juan Pablo Carrasco, presidente, y Enrique Lázaro, presidente saliente.

“Esta situación no es positiva, creemos que la prueba es ordenatoria y debería garantizarse un continuo formativo”, ha comentado Juan Pablo Carrasco, nuevo presidente del CEEM en sustitución de Enrique Lázaro. Para mejorar el examen, el Consejo apuesta por un “debate generalizado” para añadir una “evaluación objetiva de habilidades prácticas clínicas”, asegura Carrasco. Además, el nuevo presidente del CEEM ha pedido que no se reduzcan las plazas MIR para las sucesivas convocatorias. En el futuro “uno de cada siete estudiantes no va a poder acceder a un puesto MIR”, según ha recordado el vicepresidente de Asuntos Externos del CEEM, Álvaro Cerame.

El Consejo también ha renovado su posicionamiento en contra de la troncalidad. El presidente ha señalado que seguirán con las acciones en protesta de este modelo, porque “introduce gran cantidad inseguridades”, según Carrasco, quien subraya que la troncalidad “reduce la capacidad de elección del alumno, teniendo que rechazar la posibilidad de elegir una especialidad fuera del tronco elegido”. También critican que se pueda alargar el tiempo de formación de las especialidades. Aseguran que el periodo actual es suficiente, ya que aún no se realizado un estudio previo sobre las necesidades de aumentar el tiempo de formación.

Para mejorar el modelo formativo MIR, creen que debería haber un consenso entre los ministerios de Educación y Sanidad para que en el último curso de Medicina, que es en muchas facultades como un rotatorio, puedan adquirirse las competencias comunes de las especialidades.

El CEEM además seguirá pidiendo que no se abran las nuevas facultades pendientes (siete en total) y rechazando los recortes en Sanidad y Educación. También ha renovado sus posicionamientos a favor de la formación en Medicina Paliativa, de una prescripción prudente y un correcto sistema de homologación de títulos “que garantice la calidad asistencial de los pacientes y la equiparación de la formación”.