Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

El Catsalut licita el transporte sanitario por 214 millones

15 de los vehículos se renovarán para catalogarlos “de intervención rápida”

Miércoles, 11 de junio de 2014, a las 18:56
Redacción. Barcelona
El Servicio Catalán de la Salud (Catsalut) ha sacado a concurso el servicio de transporte sanitario por un valor de licitación de 214 millones de euros anuales, el mismo importe que en 2013, para el mismo número de vehículos, aunque 15 de ellos se renovarán para que sean “de intervención rápida”.

Josep Maria Padrosa, director del Catsalut.

Las bases del concurso, publicadas este miércoles en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC), contemplan el mantenimiento de las horas contratadas, aunque se reforzará el servicio con “nuevos vehículos, más ágiles y con mejor tecnología”, según han informado fuentes de la Consejería de Sanidad.

De acuerdo con la normativa europea, la adjudicación será por un periodo de seis años, prorrogable hasta un máximo de diez, y según ha manifestado Salud, el concurso incorpora una serie de mejoras respecto a las bases de la anterior normativa.

Entre las mejoras, destaca la coordinación conjunta de todo el transporte sanitario urgente, no urgente y programado por parte de Sistema de Emergencias Médicas (SEM): “Esta nueva dinámica garantiza la cobertura territorial y asegura el mejor uso posible de cada recurso en cada situación”.

La nueva organización, permitirá que las unidades de servicio no urgente "puedan apoyar a la urgente en ocasiones extraordinarias", ha añadido Salud, que ha concretado que el concurso entrañará la contratación de 383 ambulancias, “más eficientes y mejor equipadas”.

Salud también ha apostado por “aumentar la diversidad en la flota de vehículos, para adecuarlos al máximo a las necesidades específicas de los pacientes que se deben atender en cada momento”.

Los vehículos renovados: un médico y un técnico en emergencias

Uno de los cambios es la incorporación de 15 Vehículos de Intervención Rápida (VIR), turismos más ágiles que una ambulancia convencional y en los que viajan un médico y un técnico de emergencias sanitarias.

“Esto permitirá una desplazamiento más rápido y una mayor resolución en la atención asistencial, dando apoyo médico a otras unidades que lo requieran”, teniendo en cuenta que todas las unidades trabajarán con el informe de los afectados en formato digital, de manera que el hospital dispondrá de la información del paciente antes de que llegue la ambulancia.