Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El Catsalut incumple el tiempo de espera para operaciones

Las listas han aumentado incluso para enfermedades prioritarias

Jueves, 20 de marzo de 2014, a las 11:15
Redacción. Barcelona
El Servicio Catalán de la Salud (Catsalut) incumple con 23.825 pacientes el plazo máximo de seis meses para ser operado de alguna de las catorce operaciones quirúrgicas con un tiempo de espera en teoría garantizado, una cifra que, aunque es inferior al récord de 31.400 personas que se registró a finales de 2011, representa a más del doble de los 11.700 pacientes de 2010. Por su parte el sindicato Metges de Cataluña (MG) habla de un aumento del 6 por ciento de la lista de espera para alguna de esas catorce intervenciones, y asegura que ha pasado de 70.814 enfermos en 2012 a 75.075 el año pasado.

Josep María Padrosa, gerente del Catsalut.

Estas catorce enfermedades operables, para las que la Generalitat estableció en el año 2002 un tiempo máximo de medio año –un decreto legislativo pionero–, nunca han llegado a cubrir toda la demanda que genera el sistema sanitario, pero, a tenor de los resultados presentados este jueves en el Parlamento por el consejero de Salud, Boi Ruiz, los datos se han estancado en los 23.500 pacientes que aguardaban en 2012 y los 23.800 del año pasado.

MC, de nuevo, ofrece otros datos. En concreto, según el sindicato, la evolución del número total de pacientes pendientes de ser operados –incluidos los que esperan una cirugía con tiempo de espera garantizado– ha aumentado “a razón de 9.200 personas al mes cada año” hasta situarse en 181.559 pacientes en 2013, cifra que valora como “notablemente superior” a la registrada en 2010, de 153.916 enfermos.

Los 23.800 pacientes, una vez superado el plazo máximo, pueden reclamar ser atendidos  con urgencia y, de hecho, el Catsalut ha logrado reducir los tiempos de los que esperaban más de un año, después de que, en 2013, haya aumentado el 2,6 por ciento el número de estas operaciones hasta las 151.000.

El Ministerio de Sanidad, no obstante, ha anunciado que prepara un Real Decreto para unificar los criterios de gestión de las listas de espera entre comunidades autónomas ya que, de hecho, el que data de julio de 2011 es menos garantista que el que aprobó la Generalitat en 2002.

Las catorce patologías con tiempo máximo garantizado en Cataluña, de más a menos espera media con datos de junio de 2013, son: las prótesis de rodilla, juanetes, prótesis de cadera, amígdalas, artroscopia, circuncisión, extracción de vesícula biliar, cataratas, próstata, hernia inguinal, varices, quiste sacro, canal carpiano y extracción del útero.

Ruiz ha explicado que, en total y contando además las urgencias que no llegan a estar en espera, los 63 hospitales catalanes realizaron el año pasado 376.400 operaciones quirúrgicas, el 3,3 or ciento más que el año anterior, lo que ha permitido reducir el 3,5 por ciento el número de pacientes pendientes de intervención hasta los 181.559 (cifras que incluyen las que tienen tiempo garantizado).

Más allá de las listas de espera, cuya gestión ha generado quejas al Síndic de Greuges y protestas de asociaciones de usuarios de la sanidad, Ruiz ha desgranado en su comparecencia semestral en el Parlamento los resultados de un sistema sanitario que, desde que llegó al Ejecutivo autonómico, ha sufrido un recorte en su presupuesto del 16 por ciento, hasta quedarse en los 8.290,5 millones de euros –de 1.300 a 1.100 euros por persona y año–.

Otras cifras

En los datos presentados por Salud, se han destacado avances en la eficiencia del sistema como la extensión del programa del paciente crónico complejo, el mayor uso de tecnologías de la información (como la atención telefónica o la receta electrónica), el mes y medio máximo que se espera para ser operado de un tumor o de una patología cardiovascular grave, y la reducción de los reingresos hospitalarios evitables.

Asimismo, la Consejería ha asegurado que el número de reclamaciones se ha reducido el 10 por ciento, que el código ictus y el código infarto han mejorado su funcionamiento y que la concentración de recursos –como el polémico cierre de algunos ambulatorios en horario nocturno– no han supuesto un empeoramiento en los resultados de salud.

Críticas del sindicato Metges

MC ha calificado la situación de “catastrófica” y ha atribuido el aumento en las listas de espera a la “descapitalización” del sistema sanitario autonómico, que, según el sindicato, ha reducido el 16 por ciento su partida presupuestaria. Sus portavoces no dudan de tildar el momento por el que pasa la comunidad autónoma en materia de salud de “extremadamente grave”, ya que las cifras evidencian que las listas de espera continúan creciendo “toda vez que la actividad quirúrgica ha aumentado el 2,6 por ciento en 2013 respecto al año anterior”.

Por su parte, el Grupo Parlamentario Socialista ha lamentado asimismo, por medio de su portavoz de Salud, Núria Segú,que las listas de espera hayan ido a más el año pasado de acuerdo con los datos de la propia Consejería de Salud y del informe Atención Médica y Sanitaria Públicas de Cataluña. "Estos datos ponen de manifiesto que el punto más débil de nuestro sistema sanitario reside en la accesibilidad y en la incertidumbre de los tiempos de diagnóstico y de tratamiento", ha constatado Segú, que ha reclamado de la Generalitat su compromiso para enmendar los tiempos de espera.