Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 12:40

El cáncer de pulmón no es prioritario pese a su incidencia

Afectados y especialistas reclaman que se incluya en la agenda política y que sea abordado por equipos multidisciplinares

Viernes, 25 de noviembre de 2011, a las 18:51

Sandra Melgarejo. Madrid
La incidencia del cáncer de pulmón, el tumor con mayor índice de mortalidad, continúa aumentando y se estima que en el año 2012 se diagnosticarán en nuestro país 24.400 nuevos casos, 1.400 más que en 2006. “Este incremento se produce a costa de la población femenina (5.200 casos en 2012, comparados con 3.400 en 2006), mientras que en hombres permanece estable”, ha detallado Dolores Isla, miembro de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), quien ha asegurado que se trata de “un auténtico problema de salud pública”. En su opinión, el abordaje del cáncer de pulmón debe ser multidisciplinar, para llegar a “un diagnóstico y un tratamiento consensuado por neumólogos, oncólogos médicos, patólogos y radiólogos, entre otros, con el objetivo de ofrecer al paciente la atención de más alta calidad”.

Dolores Isla, Francisco J. Martínez y José M. Sánchez.

Precisamente, el manifiesto que ha publicado la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (Aeacap) con motivo del Mes del Cáncer de Pulmón, celebrado en noviembre, destaca que “son imprescindibles los equipos multidisciplinares”. Otros de los puntos del manifiesto hacen hincapié en la prevención del tabaquismo, el diagnóstico precoz, el acceso equitativo a las innovaciones, la planificación de recursos, la excelencia en asistencia y el apoyo y la formación a los afectados. “A pesar de las cifras, el cáncer de pulmón no es una prioridad en la agenda política. El compromiso de la Administración es clave para avanzar en la prevención, haciendo que se cumpla la Ley Antitabaco, y en el acceso equitativo a las mejores terapias”, ha comentado Francisco J. Martínez, presidente de Aeacap.

Con respecto a los tratamientos, José Miguel Sánchez Torres, miembro del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), ha indicado que, aunque el cáncer de pulmón “se enfocó con mucho nihilismo dada su incidencia”, en la actualidad “se puede mejorar, la supervivencia, los síntomas y la calidad de vida de los pacientes”. “El conocimiento de los mecanismos de la célula tumoral y la detección de alteraciones han permitido definir subgrupos de pacientes y desarrollar fármacos que actúan sobre dianas moleculares y que elevan la eficacia de la quimioterapia”, ha explicado. Este es el caso de las mutaciones en el gen del receptor del factor del crecimiento epidérmico (EGFR), que ya se pueden inhibir con un tratamiento oral, y la translocación en el gen ALK, para la que también se dispone de terapia oral. “El futuro es muy esperanzador. La individualización del tratamiento permite ser optimistas”, ha afirmado.

Un libro para los pacientes y sus familiares

En el mes dedicado a este tumor se ha presentado el libro Hablemos de cáncer de pulmón, que cuenta con el aval científico de SEOM y GECP, la colaboración de Aeacap y el patrocinio de Roche. Francisco J. Martínez confía en que esta iniciativa sirva para “apoyar a los que viven de cerca la enfermedad y explicar a la sociedad en qué consiste”. “Los pacientes y sus familiares podrán utilizarlo para aclarar dudas y encontrar consejos que les ayuden a mejorar su calidad de vida”, ha añadido el presidente de Aeacap. Además, Dolores Isla ha señalado que “complementa muy bien la información que reciben por parte del médico”.