Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

El calendario básico abre un nuevo frente con la vacuna de la hepatitis B

El Consejo Interterritorial aprueba que se administre a recién nacidos, pero la infraestructura necesaria para administrarla en los hospitales planteará problemas en 7 comunidades

Jueves, 01 de marzo de 2012, a las 17:53
Redacción. Madrid
Uno de los “grandes acuerdos” alcanzados en el Pleno del Consejo Interterritorial del pasado miércoles, la aprobación de un calendario básico de vacunación, que no único, ha generado un nuevo conflicto entre las comunidades autónomas.

Ana Mato, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad y Consumo.

Según fuentes consultadas por Redacción Médica, la imposición de administrar la vacuna de la hepatitis B (HB) a los 0, a los 2 y a los 6 meses, obligará a siete comunidades, más la ciudad autónoma de Melilla, a implantar planes de vacunación de HB en sus hospitales, con el coste en logística, formación e información que eso supone.

Estas siete comunidades (Baleares, Canarias, Cataluña, La Rioja, Murcia, Navarra y País Vasco) más Melilla, aplican la HB a los 2, a los 4 y a los 6 meses. El motivo es que los screening a embarazadas que se realizan en estas comunidades son, a su juicio, lo suficientemente eficaces como para que ninguna madre con hepatitis B transmita a su hijo la enfermedad, haciendo innecesaria la vacunación del niño en el hospital durante las primeras 24 horas de vida.

Además, la vacuna que se administra a los 2, 4 y 6 meses es hexavalente (protege frente a cinco patologías más aparte de la hepatitis B), por lo que reduce el número de vacunaciones, resta un trámite a padres y niños y resulta más coste-eficiente. Según los expertos, adelantando estos tramos se ha creado un problema donde no lo había; un conflicto que se suma a los que ya generan la vacuna del neumococo y la edad de aplicación de la profilaxis de la varicela (lea aquí noticia relacionada).