Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:15

El Aula de Salud inicia su periplo por la provincia de Zaragoza

José Ramón Valdizán ha protagonizado una charla-coloquio que ha abordado la higiene del sueño en mayores

Miércoles, 02 de julio de 2014, a las 12:18
Redacción. Zaragoza
La sala multiusos del centro de personas mayores en Tarazona ha acogido la primera sesión del Aula de Salud del Colegio de Médicos de Zaragoza que se celebra fuera de la capital aragonesa. Gracias al convenio firmado con la Diputación Provincial, el Colegio de Médicos, fundamentalmente a través del grupo de médicos jubilados que conforman el Aula de Salud, se acerca así a la sociedad y divulga la importancia de educar a la población en hábitos saludables.

La presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concha Ferrer; el alcalde de Tarazona y presidente de la Diputación Provincial, Luis María Beamonte;  y José Ramón Valdizán.

El alcalde de Tarazona y presidente de la Diputación Provincial, Luis María Beamonte, ha inaugurado junto a la presidenta del Colegio de Médicos, Concha Ferrer, la “fase provincial” de esta iniciativa del Colegio. A partir del próximo mes de septiembre el Aula de Salud recorrerá distintas localidades de la provincia zaragozana con más sesiones dedicadas a la promoción de la salud y a la prevención.

La higiene del sueño

Ante un nutrido auditorio, en su charla, José Ramón Valdizán, ha hablado de las funciones del sueño: el equilibrio y reparación funcional del cuerpo, la restauración celular, la mejora de la inmunidad, la conservación de la energía, la consolidación de la memoria, la estimulación de la corteza y la estabilidad emocional.

Asimismo se ha referido a sus principales características: ser una función necesaria para la supervivencia, condicionada genéticamente, que obedece a un ritmo interno independiente de las condiciones exteriores, de cara a la desconexión funcional de los sistemas sensoriales y motores, y que muestra variación con la edad.

Valdizán se ha referido al insomnio y sus repercusiones. Sobre la dificultad para conciliar o mantener el sueño, que afecta entre un 15-35 por ciento de personas mayores de 65 años, José Ramón Valdizán ha señalado como repercusiones más frecuentes la sensación de escaso descanso durante el sueño, la inatención, el peor estado de ánimo, la somnolencia, y un exceso de consumo de hipnóticos, tranquilizantes y antidepresivos.