13 dic 2018 | Actualizado: 19:00

El anteproyecto de ley sobre adicciones verá la luz este mes

Incide en la prevención, especialmente en los ámbitos familiar, educativo y comunitario

lun 01 diciembre 2014. 12.30H
Redacción. Bilbao
El Gobierno vasco tiene previsto aprobar este mes de diciembre el anteproyecto del Ley en materia de adicciones, que incluye la prohibición de fumar en los campos de fútbol como ya sucede en otros estadios europeos. “No planteamos nada avanzado, vamos a intentar no llegar los últimos”, ha explicado el consejero de Salud, Jon Darpón.

Jon Darpón.

En una conferencia en el Forum Europa-Tribuna Euskadi, el consejero vasco ha indicado que el proyecto elaborado por el Ejecutivo incide en la prevención de adicciones, especialmente en los ámbitos familiar, educativo y comunitario, y contempla, entre sus objetivos, reducir el acceso de los jóvenes al alcohol y disminuir el consumo de tabaco, sobre todo, en las áreas compartidas con infancia y juventud y, por tanto, incluye los recintos deportivos, también los estadios de fútbol.

Asimismo, el proyecto aborda problemas derivados de nuevas realidades como el cigarrillo electrónico, las adicciones comportamentales, las relacionadas con el juego y el uso excesivo de las tecnologías digitales porque, según ha augurado Darpón, supondrá “un problema en el futuro”.

Preguntado por la posibilidad de que esté prohibido fumar en los recintos deportivos el próximo año, ha señalado que el Ejecutivo autonómico así lo propondrá en este documento, aunque ha precisado que, en todo caso, dependerá de “los parlamentarios”, una vez que el anteproyecto sea aprobado por el Consejo de Gobierno en diciembre y remitido al Parlamento para su tramitación.

Darpón alerta del “problema” del consumo de alcohol en los jóvenes

Por otro lado, ha alertado del “problema” del consumo de alcohol en los jóvenes y menores, ante el que, durante el primer año de legislatura, se elaboró de forma conjunta un programa de Alcohol y Menores entre los departamentos de Salud,
Educación, Políticas Sociales, Justicia e Interior, además de Eudel y las áreas de Acción Social de las tres diputaciones.

En cualquier caso, ha asegurado que este programa “va a fracasar si la sociedad considera que es un problema de salud” porque “es un problema de más cosas”. Por ello, ha destacado el proyecto plantea medidas en el ámbito de la salud, de la familia y en el ámbito comunitario.

En esta línea, el consejero ha lamentado que existe una “excesiva tolerancia” ante el consumo de alcohol y, en el ámbito de los menores, “tiene unas consecuencias que no son buenas”. Según ha advertido, “casi tres de cada cuatro escolares, antes de abandonar la escuela, han probado el alcohol a lo largo de su vida y están aumentando de manera peligrosa los consumos intensivos, especialmente de fin de semana”.