Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:20

El Álvarez Buylla ultima el equipamiento para poder trasladar nuevas consultas en las próximas semanas

Ya ha incorporado las camas para las unidades de obstetricia, psiquiatría y reanimación

Lunes, 17 de febrero de 2014, a las 18:39
Redacción. Oviedo
El nuevo Hospital Vital Álvarez-Buylla de Mieres ha incorporado en las últimas semanas una treintena de lotes de equipamiento médico, tiene operativa la red de comunicación interna, y está completando la inalámbrica y la de telefonía con el fin de poder proseguir con el traslado de nuevas consultas en las próximas semanas, previsiblemente a partir de la última semana de marzo.

Desde el inicio de su traslado, el Vital Álvarez Buylla ha incorporado al nuevo hospital las camas para las unidades especiales de obstetricia, psiquiatría y reanimación, los sillones de pacientes de hospitalización, los sillones de tratamiento para urgencias y exploraciones, las sillas de hospitalización y transporte, las camillas de transporte y unidades especiales, la incubadora de transporte, las mesas de tratamiento, las mesas quirúrgicas, el ecocardiógrafo, los microscopios, diversos equipos de laboratorio, los equipos de monitorización para el bebé antes de su nacimiento y las consolas de exploración, entre otros elementos.

Además, se está instalando actualmente en el hospital el mobiliario de la cocina y la cafetería, los almacenes, y se está colocando el equipamiento automatizado de farmacia, uno de los grandes avances tecnológicos que incorpora el nuevo Álvarez Buylla y que garantiza una dispensación de los tratamientos farmacológicos más rápida, cómoda para los profesionales y más segura para los pacientes.

Recientemente se habían adquirido e instalado también los cabeceros de las habitaciones, los paneles técnicos de los quirófanos, el equipamiento de los quirófanos, el mobiliario a medida, la sala de espera de pediatría y los equipos de diagnóstico por imagen que incluyen un equipo de TAC, una resonancia magnética, un mamógrafo de última generación y las salas de rayos X.

Paralelamente, prosiguen las visitas de equipos de profesionales a las instalaciones para comprobar algunos aspectos funcionales y también se hacen reuniones con el personal de todos los servicios del hospital para revisar el equipamiento, el mobiliario y la documentación a trasladar a las nuevas instalaciones. En los próximos días comenzarán los programas de formación del personal de mantenimiento para el manejo de las nuevas instalaciones eléctricas y de climatización en el propio centro.