21 nov 2018 | Actualizado: 13:15

El ajuste en sanidad pasará por el Congreso el 17 de mayo

El Gobierno ha optado por dejar que este decreto ley sigan su curso normal renunciando a pedir una sesión plenaria extraordinaria para esta misma semana

Lunes, 23 de abril de 2012, a las 22:22

Redacción. Madrid
El decreto ley para poder aplicar en las comunidades autónomas los nuevos ajustes en sanidad, aprobados el pasado viernes por el Consejo de Ministros, se debatirá en el Pleno del Congreso a mediados de mes, previsiblemente el 17 de mayo, según han informado a Europa Press en fuentes parlamentarias.

José Ignacio Echániz.

Este tipo de normas están en vigor desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), lo que ha ocurrido con los relativos a RTVE y a los recortes en Educación también aprobados el viernes, pero deben convalidarse por las Cortes en el plazo de 30 días.

Todo ello en unas semanas en que la actividad parlamentaria del Congreso está condicionada por la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado, que tienen prioridad en la Cámara. El Gobierno ha optado por dejar que estos decretos ley sigan su curso normal renunciando a pedir una sesión plenaria extraordinaria para esta misma semana, al término del debate de totalidad de los Presupuestos Generales del Estado que arranca este martes.

Teniendo en cuenta de que las dos próximas semanas no hay sesión plenaria debido a que los Presupuestos Generales pasan su examen en Ponencia y en Comisión, el debate de convalidación de los decretos ley se calcula para la siguiente, que habrá de ser un pleno comprimido ya que sólo cuenta con dos jornadas (miércoles y jueves), pues el martes es festivo en Madrid. La fecha que más se maneja es la del 17 de mayo.

Echániz cree que "en dos meses" estará instaurado el nuevo modelo de facturación

El secretario de Sanidad y Asuntos Sociales del PP y consejero en esta materia del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha asegurado que cree que "en torno a dos meses" estará cerrado el proceso con el que el Ejecutivo de Mariano Rajoy pretende instaurar un nuevo modelo para facturar las recetas.

En una entrevista en el Canal 24 Horas de RTVE recogida por Europa Press, Echániz ha explicado que el nuevo modelo, que ha calificado como "más equitativo" al estar basado el pago de los medicamentos en criterios de renta y no de edad, requiere que la Agencia Tributaria "cruce datos" con la Seguridad Social, y ésta a su vez con las Comunidades Autónomas.

"Habrá un código numérico o de color para cada ciudadano", ha especificado antes de reconocer que hay regiones más avanzadas que otras en lo relacionado con la receta electrónica. Echániz ha defendido que este "pequeño sacrificio" que el Gobierno ha reclamado a los ciudadanos se ha adoptado tras descartar medidas como el copago o la subida de impuestos como el IVA. Asimismo, se ha mostrado convencido de que estas medidas serán "suficientes" para garantizar el futuro del sistema público de salud y que, por tanto, el Gobierno no tendrá que acometer mayores recortes. "Las Comunidades Autónomas ahora tenemos instrumentos para hacer frente al desplome de los ingresos", ha dicho.

Cobertura de los inmigrantes

El responsable de Sanidad del PP ha advertido que la última reforma del Gobierno "homogeneiza" los criterios por los que los inmigrantes extracomunitarios accedían a la sanidad pública, y que cambiaban en cada región. "En este momento se pone a los españoles en la misma situación que muchos inmigrantes", ha argumentado.

"Había circunstancias en las que había españoles que no tenían cubiertas la universalidad de su asistencia y, sin embargo, había personas inmigrantes que, después de pocas semanas, tenían acceso a todos los servicios sanitarios", ha añadido Echániz. "Se trata, en cualquier caso, de decirles a los españoles que tienen la garantía de que van a tener una sanidad universal y gratuita", ha enfatizado.

Medio millón de ‘sin papeles’ perderán la cobertura sanitaria

Más de medio millón de inmigrantes perderán la cobertura sanitaria integral de la que ahora gozan en España porque se encuentran en situación irregular y, de salir adelante la modificación de la Ley de Extranjería anunciada por el Gobierno el pasado viernes, ya no bastará con estar empadronado para acceder a una tarjeta sanitaria.

En la actualidad, 573.712 inmigrantes figuran en las estadísticas oficiales como residentes en España sin autorización, ya que 3,2 millones de personas nacidas en países de fuera de la Unión Europea están empadronadas en el país pero son 2,6 millones los permisos expedidos a ciudadanos de estas nacionalidades. Estos datos son fruto de cruzar el avance de resultados del Padrón Municipal a 1 de enero de 2012 que elabora el Instituto Nacional de Estadística con el balance oficial de permisos de residencia cerrado a 31 de diciembre de 2011 de la Secretaría General de Inmigración y Emigración.