Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

El acuerdo entre PNV y PSE frena el ‘regate’ al copago propuesto por Bildu

El Parlamento instará al Gobierno a establecer las medidas “con la mayor brevedad”

Jueves, 27 de junio de 2013, a las 17:11

Redacción. Vitoria
El PNV y el PSE-EE han alcanzado un acuerdo para instar al Gobierno vasco a arbitrar "a la mayor brevedad" medidas para compensar por el nuevo sistema de copago farmacéutico a las personas con ingresos anuales inferiores a 18.000 euros y que se encuentren "en situación objetiva de enfermedad y de necesidad".

El consejero de Salud, Jon Darpón; y la socialista Blanca Roncal.

Este emplazamiento al Ejecutivo autonómico aparece recogido en una enmienda acordada por 'jeltzales' y socialistas aprobado durante el pleno que ha celebrado este jueves el Parlamento Vasco, dado que ambos partidos suman 42 de los 75 escaños de la Cámara. En él se ha rechazado, además, la propuesta de Bildu para crear una Ley "que recoja los derechos y las obligaciones de los usuarios y los profesionales de Osakidetza".

“Hay que articular las medidas necesarias de manera inmediata para que nadie tenga que renunciar a los medicamentos”, ha señalado la socialista Blanca Roncal, que ha explicado que el acuerdo con el PNV está sometido a que las medidas de compensación se apliquen “con la mayor brevedad” y “con efectos desde el inicio” antes de señalar que “lo único que hace falta es determinar los mecanismos a utilizar”.

El nuevo sistema de copago farmacéutico entrará en vigor en Euskadi el próximo 1 de julio, y supondrá que una parte importante de los ciudadanos deberá asumir un porcentaje mayor del coste de sus medicinas.

Los trabajadores en activo con rentas anuales superiores a 18.000 euros, que ahora pagan el 40 por ciento de los medicamentos, aportarán el 50 por ciento. Los que ganan más de 100.000 euros deberán pagar el  60 por ciento. Los pensionistas, por su parte, abonarán el diez por ciento, aunque habrá un tope de 8,14 euros mensuales para rentas inferiores a los 18.000 euros.

En la enmienda acordada por el PNV y el PSE se insta al gabinete de Iñigo Urkullu a que, hasta que el Tribunal Constitucional no se pronuncie respecto al recurso presentado contra este nuevo sistema fijado por el Ejecutivo central, establezca medidas de "compensación" para los ciudadanos afectados.

Dichas medidas, según se recoge en el texto, deberán adoptarse "a la mayor brevedad" y estarán dirigidas a personas con ingresos anuales inferiores a 18.000 euros y que se encuentren "en situación objetiva de enfermedad y de necesidad".

Al margen de este emplazamiento, la enmienda consensuada por el PNV y el PSE rechaza los recortes sanitarios del Ejecutivo central y se ratifica en la defensa del "sistema integral de salud" de Euskadi.