20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El 88% cree en el buen funcionamiento de la sanidad, pero suspende la lista de espera

Los ciudadanos vascos consideran que sus serviciso sanitarios son mejores que en otros lugares de España

Miércoles, 25 de junio de 2014, a las 19:44
Redacción. Bilbao
El 88 por ciento de los ciudadanos vascos considera que la sanidad funciona bien o muy bien en su comunidad, frente al 10 por ciento que cree que va mal o muy mal, y las listas de espera para las consultas con especialistas e intervenciones no consiguen el aprobado.

Jon Darpón, consejero vasco de Salud.

Estas son algunas de las conclusiones del Sociómetro Vasco 55, hecho público este miércoles por el Gobierno vasco y que se ha centrado en la sanidad. Para elaborarlo, se ha encuestado a 2.576 personas entre el 5 a 12 de mayo.

El 80 por ciento de la población asegura que prefiere ser operado en Osakidetza que en una clínica privada y el 60 por ciento opina que todos los inmigrantes deben ser atendidos por la sanidad. Las personas que han utilizado los servicios de Osakidetza el último año valoran con un 7,7 sobre 10 la calidad de los servicios recibidos, tres décimas más que 2004.

Mejor valoración que el servicio español

En cuanto a la valoración en general de los servicios sanitarios vascos, el 64 por ciento piensa que son mejores que en otros lugares de España, frente al 49 por ciento que lo pensaba en 1998. También se detecta un aumento de las personas que acuden a Osakidetza, que han pasado de un 74 por ciento en 1998 a un 82 por ciento en la actualidad.

Por otro lado, un 52 por ciento de los encuestados ha acudido al centro de salud, un 6 por ciento al hospital y un 24 por ciento a ambos.

La encuesta destaca que la ciudadanía califica “de forma muy positiva” casi todos los aspectos del sistema sanitario. En una escala de cero a diez, la profesionalidad de personal sanitario es calificada con un 7,7, la humanidad en el trato con un 7,5, las instalaciones y equipamientos con un 7,4, la adaptación al idioma preferido por el o la paciente con un 7,3, y la eficacia de los servicios administrativos y las consultas médicas por teléfono con un 7.

El tiempo dedicado a atender a cada paciente es puntuado con un 6,8, la atención a todas las necesidades sanitarias de la población con un 6,5 y el sistema de atención telefónica personal para pedir cita con un 6,4. Por el contrario, la calificación de las listas de espera para consultas con especialistas e intervenciones se queda en un 4,6.

Según los resultados de la encuesta, la ciudadanía se muestra dividida sobre la suficiencia de los recursos dedicados por el Gobierno vasco a la sanidad, de manera que un 48 por ciento considera que son los justos y un 41 por ciento que son menos de los necesarios.

El 21 por ciento de la población afirma tener un seguro médico privado, si bien el 80 por ciento preferiría acudir a Osakidetza que a una clínica privada si tuviera que someterse a una operación, y el 71 por ciento elegiría el sistema público si tuviera que acudir a una consulta con un especialista. El motivo principal es que se le atribuye “mayor garantía y seguridad”.

Un 82 por ciento de la población opina que el sistema sanitario público debería financiarse exclusivamente a través de los impuestos, aunque sólo un 23 por ciento cree que será así dentro de 20 años. Un 47por ciento cree que el sistema sanitario público se pagará en parte con los impuestos y en parte por cada paciente, en función de sus ingresos.

Atención a los inmigrantes

Con respecto a la atención médica a las personas inmigrantes en situación irregular, un 60 por ciento de la población opina que se debería atender a todas las personas por igual, independientemente de su situación legal y del tiempo que lleve empadronada en el País Vasco.

Un 21por ciento, por su parte, cree que se les debe atender siempre que acrediten un cierto tiempo de empadronamiento, y un 14 por ciento opina que no se les debe atender, salvo en casos de urgencia.

Por otro lado, un 55 por ciento de ciudadanos opina que la gente acude a los servicios médicos más de lo necesario y el 57 por ciento que toma más medicamentos de lo necesario.

La implantación del sistema de receta electrónica es valorada como buena o muy buena por un 91 por ciento de los encuestados y un 63 por ciento de la población ha adquirido algún medicamento con este sistema.

El copago

En relación al copago farmacéutico, un 58 por ciento de la ciudadanía lo califica con un mal o muy mal, pero destaca también un 33 por ciento que lo valora bien o muy bien.

Los programas de prevención y detección precoz de Osakidetza son conocidos por un 88 por ciento de la población en el caso del cáncer de mama, un 77 por ciento en el de cáncer colorrectal, un 66 por ciento en el de la prueba de talón a recién nacidos y un 57 por ciento en el programa de asistencia dental infantil. Un 95 por ciento de la población se muestra de acuerdo con que Osakidetza destine sus recursos a estos programas.