15 nov 2018 | Actualizado: 18:00

El 82% de los españoles está en contra de permitir fumar en los casinos

Aunque el cumplimiento de la ley es bueno, el 16 por ciento de los encuestados culpa a las autoridades, por falta de función inspectora, de que no se cumpla la ley en su totalidad

Jueves, 23 de mayo de 2013, a las 17:21

Redacción. Madrid
La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) ha realizado una encuesta entre casi 8.500 personas de toda España en la que preguntaban cómo ven la posible modificación de la ley antitabaco para permitir el consumo de tabaco en casinos y salas de juego (caso Eurovegas). Los ciudadanos consultados (82%) tienen clara su oposición a cualquier cambio en la norma que permita fumar en casinos o casas de juego. En la misma medida (82%) creen que los aditivos son factor determinante para que los adolescentes mantengan el hábito.

Plácido Gascó, coordinador de la Semana sin Humo y miembro del Grupo de Abordaje al Tabaquismo (GAT) de Semfyc.

Los resultados de este trabajo se han presentado este jueves coincidiendo con la presentación de la XIV Semana sin Humo, que arranca el lunes 27 y hasta el día 31 de mayo (Día Mundial sin Tabaco), con el lema ‘Inténtalo, Consíguelo y Compártelo’. Una iniciativa en la que participan centros de salud de todas las comunidades autónomas y que pretende recordar a la población que los profesionales del primer nivel asistencial pueden ayudar a los interesados a dejar de fumar.

La encuesta indica que el 82 por ciento de los españoles ve mal o muy mal que se modifique la ley para permitir fumar en casinos y salas de juego. Aunque el cumplimiento de la ley es bueno, el 16 por ciento de los encuestados culpa a las autoridades, por falta de función inspectora, de que no se cumpla la ley en su totalidad; un 61 por ciento cree que el fumador es el principal responsable y un 13 por ciento considera que es el dueño del local.

Como señala Ana Pastor, vicepresidenta de Semfyc, en un momento en el que vuelven a alzarse voces que reclaman una relajación de la actual norma antitabaco con fines recaudatorios “es muy oportuno escuchar la voz de los ciudadanos. Desde los centros de salud hemos preguntado a todos, a los que fuman, a los que no y a los que un día decidieron dejarlo y el resultado es contundente: son conscientes de que está en juego su salud y la de su entorno; la mayoría no desea volver a lo de antes y ve con buenos ojos  que no se permita fumar en estos espacios públicos”.