Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 12:55

El 81 por ciento de dependientes son atendidos por sus familias

Un estudio alerta del desamparo de los afectados ante la ley estatal

Viernes, 02 de marzo de 2012, a las 12:27

Redacción. Pamplona
Ana Canga, profesora de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Navarra y especialista en el cuidado de las personas mayores dependientes, ha llevado a cabo un estudio con familias navarras que confirma que el 81 por ciento de los dependientes son atendidos por sus familias y que, en el 84 por ciento, el cuidado recae en la mujer.

Ana Canga.

Este trabajo, becado por el Instituto de Salud Carlos III, se ha centrado en el estudio de la familia como núcleo cuidador y las principales dificultades que debe enfrentar cuando tiene a su cargo a una persona dependiente. En este sentido, ha permitido a la investigadora desarrollar nuevas teorías, como la "familia cuidadora sostenible". "Este concepto novedoso defiende que las familias con personas dependientes a su cargo deben poder prolongar esa situación sin que la propia vida de sus miembros se resienta, o no será sostenible", dice.

La propuesta deriva de una de las conclusiones de la investigación, la existencia de familias con una "dependencia del dependiente". Según Ana Canga, "en estos núcleos la persona dependiente y la situación que genera se convierten en el centro y eje de toda la vida de sus miembros, que en muchos casos se ven obligados a renunciar a su proyecto vital, con el correspondiente sufrimiento".  De hecho, el estudio recoge testimonios directos de los familiares. "Muchos de ellos resaltan que la nueva situación ha cambiado radicalmente su vida, que pasan a depender de sus hijos para moverse de casa y que se encuentran solos en muchas ocasiones. Asimismo, los propios dependientes perciben este dolor y se sienten culpables", añade.

Esta situación, según la experta, pone de manifiesto el desamparo de las familias dentro de la propia Ley de Dependencia. "Las personas que han formado parte del estudio solicitaron mayor facilidad en los trámites de la Administración. Algunos incluso se declararon desamparados ante un papeleo que no entendieron, y frustrados con una norma que les promete mucho y no les apoya en lo fundamental", afirma.


2060: el 30 por ciento de la población tendrá más de 65 años

Por otro lado, el trabajo de Ana Canga advierte de que el envejecimiento de la población va a recrudecer el problema de la atención a las personas dependientes. "En 2060, el 30 por ciento de la población superará los 65 años. Esto, sumado a cambios sociales como la incorporación creciente de la mujer al mercado laboral, nuevas formas familiares, etc., generará la llamada dependencia geográfica". "Esta cuestión -resalta la profesora de la Universidad de Navarra- quedaba en parte amortiguada en España por el papel de la familia como núcleo de cohesión social. De hecho, las propias familias aseguran que siguen queriendo ocuparse de las personas dependientes, pero necesitan ayuda para hacerlo de forma sostenible". Por ello, la experta aboga en su tesis doctoral por la formación de profesionales especializados en "enfermería de familia", que ya existen en los países nórdicos o en Canadá, y que cuidan de la familia como unidad completa.