Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:00

El 71% de los valencianos, en contra del copago sanitario

La encuesta también se desprende que un 52 por ciento de los ciudadanos califican de regular el funcionamiento de la sanidad pública

Martes, 12 de agosto de 2014, a las 15:08
Redacción. Valencia
El 71 por ciento de los consumidores valencianos se manifiesta contrario al copago sanitario y el 69 por ciento considera malo el tiempo de espera para las citas previas y las intervenciones quirúrgicas, según datos extraídos de la encuesta ‘La Sanidad Pública’, llevada a cabo por la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana (UCCV).

Según ha informado la organización de consumidores en la Comunidad Valenciana en un comunicado, el objetivo es tener una “visión general a nivel nacional y autonómico del funcionamiento de la sanidad pública”. De la encuesta también se desprende que un 52 por ciento de los ciudadanos califican de regular el funcionamiento de la sanidad pública, mientras que un 26 por ciento lo considera bueno y un 22 por ciento piensa que es malo.

En cambio, cuando se pregunta por el trato recibido por los médicos y enfermeras, un 62 por ciento lo consideran bueno, un 33 por ciento regular y tan sólo un 2 por ciento lo califica como malo. Respecto a las farmacias, un 80 por ciento de los consumidores valencianos valoran como buena la atención recibida.

Sin embargo, 69 por ciento de los encuestados consideran malo el tiempo de espera para citas previas e intervenciones quirúrgicas; un 71 por ciento no lo acepta el copago sanitario -frente a un 13 por ciento que sí lo asumiría-; un 63 por ciento confía más en la sanidad pública frente al 9 por ciento que opta por la privada. No obstante, de todos los encuestados, tan sólo un 31 por ciento tiene contratado un seguro privado.

Homeopatía como tratamiento complementario

Al ser preguntados los consumidores valencianos por si incluirían tratamientos alternativos en la sanidad pública como la homeopatía, la mayoría ha manifestado que sí.

Por último, un 39 por ciento ha afirmado haber tenido problemas en la sanidad pública, pero de éstos tan sólo un 31 por ciento tramitaron por escrito la reclamación, lo que pone de manifiesto que muchos usuarios “aún siguen quejándose sin llegar a formalizarla”. En este sentido, la UCCV manifiesta que es necesario que los ciudadanos “se conciencien de que es imprescindible dejar constancia por escrito ante cualquier problema”.

Según los datos de esta encuesta, los usuarios confían y consideran necesaria la sanidad pública, pero critican su funcionamiento en cuanto a organización y falta de recursos, a la vez que demandan una “mejor gestión de los recursos actuales y mayor dotación para un funcionamiento adecuado”, aunque están satisfechos con los profesionales del sector.