Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 08:25

El 67 por ciento de las personas dependientes es mujer de más de 77 años

Del total de personas dependientes, el 40% sitúa su grado de dependencia en Grado III

Viernes, 15 de abril de 2011, a las 17:01

Segundo Píriz, rector de la Universidad de Extremadura (UEX).

Redacción. Mérida
El 67 por ciento de las personas dependientes en Extremadura es mujeres mayores de 77 años, y el 87 por ciento de sus cuidadoras son también mujeres, según el estudio Personas mayores en Extremadura, fruto del acuerdo entre las fundaciones de Caja de Extremadura y Caser para la Dependencia.

La doctora de la Universidad de Extremadura (Uex) Beatriz Muñoz, encargada de la elaboración de estudio, ha explicado que se trata de del primer monográfico sobre la dependencia que se aborda en Extremadura y ha subrayado que la investigación identifica los perfiles de las personas mayores de 65 años en poblaciones menores de 5.000 habitantes y analiza el grado de satisfacción de los recursos, prestaciones y servicios de atención a la dependencia.

Muñoz ha señalado que el estudio determina que la tasa de dependencia en los municipios de menos de 5.000 habitantes es del 38,44 por ciento, “nueve puntos por encima de la media autonómica”.

Así, ha indicado que el perfil de una persona dependiente es el de una mujer de entre 77 y 85 años, que tiene como primera causa de dependencia un problema de huesos, 30,1 por ciento, o enfermedades cardiovasculares, 17,6 por ciento. Del total de personas dependientes, el 40 por ciento sitúa su grado de dependencia en Grado III, mientras que el 27,1 por ciento lo califica como Grado II o dependencia severa.

El perfil de la persona cuidadora también es femenino, ya que el 87 por ciento de ellas es mujer, el 75 por ciento le dedica más de cinco horas al cuidado del dependiente y el 67 por ciento no realiza trabajos remunerados fuera del hogar.

Respecto a las necesidades asistenciales, el 31,4 por ciento demandan mayor cobertura del Servicio de Atención al Dependiente (SAD), mientras que el 13,2 por ciento hace referencia al centro de día.
Respecto a las prestaciones económicas, el 61,7 por ciento de los encuestados la considera muy necesaria, y prefiere ésta (39 por ciento) a los servicios públicos (26 por ciento).

Por su parte, el director de la Fundación Caser para la Dependencia, Juan Sitges, ha valorado esta iniciativa, “por acercar a todas las personas de la región una visión más realista de las personas en situación de dependencia, que permite abordar soluciones más ajustadas a sus necesidades y las de sus familias”.

El presidente de la Fundación Caja Extremadura, Jesús Medina, ha reconocido que este tipo de estudios que financia la entidad que preside son “necesarios” para entender los procesos sociológicos de la población, “sobre todo su paulatino envejecimiento y la modificación de la pirámide poblacional”.