Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:50

El 62% de los contratos que se hacen en el SNS son de menos de 5 días

Los datos del Informe de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) reflejan procesos de interinidad de hasta 10 años

Viernes, 03 de junio de 2011, a las 00:25
Javier Leo. Madrid
El 62 por ciento de los contratos que se realizan en los servicios públicos de salud de España son para periodos inferiores a cinco días. En concreto, el 34 por ciento están destinados a suplencias de un día y el 28 por ciento para periodos de entre dos y cinco días, según reflejan los datos del Informe de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) sobre la evolución del empleo público en España.

Según ha explicado a Redacción Médica una de las autoras principales del ensayo, Begoña Cueto, de la Universidad de Oviedo, “estos datos reflejan la gran temporalidad a la que se exponen los sanitarios en nuestro país”. “A diferencia de los funcionarios de otros sectores, excepto quizá el de educación, los sanitarios no disfrutan, ni mucho menos, de un empleo fijo y estable para toda su vida”, apunta Cueto.

Contratos según su duración y tipo de relación laboral (porcentaje).


Al contrario, según explica esta especialista, “los empleados de la sanidad pública se enfrentan a procesos de interinidad que pueden llegar a durar hasta diez años”. En este sentido, el perfil de este profesional que va “dando tumbos” hasta que encuentra una plaza fija es el de una mujer joven, de más de treinta años y menos de 45, que se ve perjudicada por la falta de convocatoria de oposiciones o por la mala planificación de recursos humanos de los centros de su región.

Respecto a los aspectos positivos de este régimen de contratación, la profesora Cueto indica que “los profesionales que se encuentran parados saben que van a encontrar trabajo en las listas de interinos, cosa que no pasa en otros sectores”. “Además”, añade, “la oferta de empleo público se mantiene relativamente estable, tanto en tiempos de bonanza como en crisis, aunque la alta temporalidad en el sector salud también da más margen a las administraciones para hacer recortes de plantilla”.