Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00
Miércoles, 17 de septiembre de 2014, a las 15:49
Redacción. Madrid
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha visitado la nueva Unidad Coronaria del Hospital  Universitario Ramón y Cajal cuyas instalaciones han sido renovadas completamente, incorporando nueva tecnología médica y primando la funcionalidad y comodidad, tanto de los profesionales como de los pacientes y familiares, según ha informado el gobierno regional. La reforma, que duró 11 meses, se realizó en un área de 1.150 metros cuadrados con una inversión de más de 1,3 millones.

Ignacio González junto al consejero Javier Rodríguez en la visita.


La Unidad ha conseguido que el 60 por ciento de las altas tras un infarto se vayan  directas a su domicilio sin que el paciente precise de hospitalización en planta, una tasa de reingresos a un mes del 0,3 por ciento y una estancia media por  paciente de 3,5 días.

Durante la visita, Ignacio González ha resaltado que la Comunidad de Madrid sigue mejorando la calidad de la asistencia sanitaria, lo que permite que Madrid ofrezca la mejor sanidad de España, “gracias al esfuerzo inversor realizado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid y a la dedicación y alta especialización de sus profesionales sanitarios”. El presidente regional ha aprovechado para destacar “la calidad de la atención cardiológica del Hospital Universitario Ramón y Cajal y del conjunto da la sanidad pública madrileña”, y ha alabado la experiencia y entrega de los profesionales que trabajan en servicios de alta complejidad como el visitado.

En 2013 este equipo atendió a 773 pacientes, de los cuales, el 55 por ciento  ingresaron por infarto de miocardio. Los responsables de la Unidad han puesto en marcha además un plan de puertas abiertas para que los familiares puedan visitar a los pacientes durante las 24 horas.