Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

El 47 por ciento de casos de demencia degenerativa están sin diagnosticar

Las asociaciones de familiares son para Mejuto una vía de información esencial

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Mérida
La consejera de Sanidad y Dependencia, María Jesús Mejuto, ha anunciado que en Extremadura existen actualmente unos 15.000 casos de demencia degenerativa en diferentes estadios de gravedad, en los que la labor de las familias y de las asociaciones es de suma importancia para un abordaje integral de esta enfermedad.

foto de familia de la consejera junto a los premiados por la Fundación Procondal.

De estos 15.000 casos, un 47 por ciento aún no están detectados y por tanto diagnosticados, lo que significa que un número de familiares, aun sin saberlo, ya están ofreciendo los primeros cuidados a personas que están iniciando algún tipo de demencia, que quizás “pueden no ser los más adecuados”.

Así lo señaló en Almendralejo, durante la entrega de la III edición de los Premios de la Acción Social Alzheimer de la Fundación Procondal, que este año están dirigidos, especialmente, al cuidador familiar. Durante su intervención, Mejuto ha reiterado que los tratamientos e intervenciones que pueden estar a disposición de los familiares con demencia no diagnosticada “no se están empleando tal y como cabría esperar” y, en su opinión, “en muchas ocasiones puede ser por desconocimiento”.

Ante ello, la consejera ha aclarado que no se trata de ser tan sensibles a los signos de deterioro cognitivo que cualquier atisbo de mal funcionamiento en las personas, sobre todo mayores, nos conduzca a la preocupación, sino “de poder trasladar a la población, toda la información disponible y las estructuras sociosanitarias necesarias para que puedan abordar de la mejor manera posible la detección de síntomas relacionados con la demencia en el ámbito familiar”. Asimismo, María Jesús Mejuto ha agregado que si a lo anterior unimos que la prevalencia de las demencias degenerativas, entre ellas el alzheimer, se duplica cada 4-5 años a partir de los 65 años de edad, el “panorama de atención con el que hemos de enfrentarnos es, al menos, difícil de manejar”. En este sentido, ha manifestado que las asociaciones de familiares tienen una labor importante con recursos muy cercanos a la población y, sobre todo, formado por familiares con una “experiencia particular y muy cercana de la enfermedad”.

Por su parte, según Mejuto, la administración tiene como cometido fundamental facilitar las estructuras necesarias de atención y, en el caso de la enfermedad del alzheimer, “estamos en buen camino con las actuaciones que se llevan a cabo dentro del Plan Integral de Atención Sociosanitaria al Deterioro Cognitivo en Extremadura (Pidex)”.

Premiados 2010

Los premiados por la Fundación Procondal en esta III edición han sido Alzhei de Cáceres en la modalidad A, dirigida a asociaciones, instituciones o grupos de afectados legalmente constituidos que apoyen a los familiares con demencias y en concreto al cuidador principal; y el Centro de Día de Malpartida de Cáceres en la modalidad B, destinados a centros públicos.