16 nov 2018 | Actualizado: 17:30

El 39,3 por ciento de las enfermedades profesionales del sector cursa sin baja

La declaración de estas patologías provoca que el SNS, y no las mutuas, cubran los gastos

Miércoles, 02 de mayo de 2012, a las 20:17
Redacción. Madrid
Los datos del informe sobre ‘Enfermedades del Trabajo’ registradas en 2011 por el sindicato UGT arrojan un notable incremento de las enfermedades profesionales declaradas sin baja: un 12,48 por ciento más que en 2010 y un 282 por ciento superior con respecto a 2006. En la clasificación por ocupaciones, el colectivo de profesionales de la salud supone un total de 249 registros, de los cuales 98, es decir, el 39,3 por ciento, cursaron sin baja.

El sindicato UGT denuncia que exista una infradeclaración de las enfermedades profesionales, lo que provoca, a su juicio, "que el coste de la gestión de las enfermedades, contraídas por los trabajadores como consecuencia de su trabajo, en vez de ser cubierto por las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, lo soporte el Sistema Nacional de Salud (SNS)”.

Aunque en el cómputo global las patologías de los profesionales de la salud no cuentan con un protagonismo destacado, suponiendo solo el 1,3 por ciento del total (18.121 casos), sí es reseñable el índice de enfermedades no registradas mediante baja médica (98) sobre el total (249), que se traduce en un 39,3 por ciento de casos. El sector sanitario confirma así la tendencia detectada por UGT sobre la “infradeclaración” de la patología profesional, con 9.202 enfermedades que no han producido baja, un 7,05 por ciento más que las que sí constan de esta forma en los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social (8.919). Se trata de un incremento del 282 por ciento si el análisis de las cifras se remonta al año 2006 (3.263 sin baja).

Por edades, este apartado está protagonizado por la franja situada entre los 35 y los 49 años, en el que se encuentran las tasas más altas. Y por autonomías, Canarias es la región que experimenta un crecimiento más sostenido en el tiempo, junto a Murcia y País Vasco, si bien los índices más altos de enfermedad profesional se encuentran en esta última (3.023) y Cataluña (3.505 casos).