19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

El 35 por ciento de las consultas de las Urgencias de Txagorritxu son banales

El hospital instalará pantallas informativas para evitar el abuso de este servicio

Lunes, 14 de febrero de 2011, a las 18:33

Redacción. Vitoria
El 35 por ciento de las urgencias atendidas en el Hospital de Txagorritxu se corresponden con dolencias que ni siquiera deberían acabar con el paciente en el hospital, como pueden ser mareos repentinos o malestar generalizado.

Fachada del Hospital de Txagorritxu.

Y es que , según ha informado el propio centro, tras una revisión de las 107.542 consultas atendidas el pasado años 2010, más de una cuarta parte se debieron a dolencias “banales”, y solo el 13,5 por ciento de los paciente que acuden a las urgencias hospitalarias tiene que ser ingresados.

El que sea un hospital urbano, sumado a la cultura de la inmediatez, donde nadie quiere esperar a que su médico le pida las pruebas, son algunas de las causas que hacen que los vascos acudan más a los hospitales, mientras que, por áreas de especialización, Medicina General es la que acumula la mayor parte de las consultas de urgencias, seguida de pediatría que registró el pasado año el 25 por ciento de los casos.

Los facultativos insisten en acudir a las urgencias solo cuando sea necesario, ya que el incremento de casos de carácter leve, ha generado un incremento de la afluencia a estos servicios que se ha acompañado de un incremento de los tiempos de espera, de tal manera que , en la actualidad el paciente debe esperar una media de 143 minutos desde que acude al hospital hasta que acaba de ser atendido, mientras que si es un niño el tiempo ronda los 86 minutos

Ante esta situación, la dirección del centro está decidida a potenciar los recursos de que dispone Osakidetza a través de la red de atención primaria compuesta por ambulatorios y los PAC (Puntos de Atención Continuada) de forma que el enfermo acuda primero a estos destinos desde donde, tras valorar su caso y siempre que sea necesario, lo deriven a Urgencias.

Para ello, en los próximos meses tienen previsto instalar pantallas en las dependencias de Urgencias en las que se advertirá a los pacientes que lleguen sin volante médico que, a no ser que sea una dolencia grave, se ralentizará su atención, con lo que buscan que los pacientes se lo piensen dos veces antes de pasar por las urgencias y se decidan por acudir antes a los centros de salud