Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Dos de cada diez bajas superan los nueve meses

Las causas principales fueron los problemas óseos, articulares o musculares que afectan principalmente a la espalda

Miércoles, 18 de junio de 2014, a las 16:29
Redacción. Madrid
El 40,3 por ciento de las personas ocupadas que estuvieron sin trabajar a causa de una enfermedad laboral se ausentó de su puesto laboral menos de un día o ninguno, el 19,6 por ciento entre nueve y 12 meses o no espera volver a trabajar y el 8,9 por ciento todavía no estaba trabajando pero esperaba volver a hacerlo.

Fuente: Encuesta de Población Activa del INE.

Así se extrae de los datos ofrecidos por la Encuesta de Población Activa (EPA), del módulo sobre accidentes laborales y problemas de salud  relacionados con el trabajo del año pasado del Instituto Nacional de Estadística, que recoge que un 2,6 por ciento estuvo ausente del trabajo entre tres y seis meses y un 1,5 por ciento entre seis y nueve meses.

Accidentes

Los resultados del módulo muestran que el 3,5 por ciento  de las personas ocupadas o que trabajaron  en 2013 declaró haber tenido un accidente durante la jornada laboral o en trayectos hacia/desde el lugar de trabajo en los últimos 12 meses.

Por sexo, el 3,9 por ciento de los hombres y el 3 de las mujeres de 16 o más años tuvo  accidentes durante la jornada laboral o en trayectos hacia o desde el lugar de trabajo. Por edad, los mayores porcentajes de accidentes durante la jornada laboral o en trayectos se dieron en el grupo de 25-34 años en los hombres y en el de 45-54 años en las mujeres. El porcentaje de personas ocupadas o que trabajaron el último año que tuvieron algún  accidente se reduce (pasando del 3,5 por ciento al 2,8 por ciento) si se tienen en cuenta solo aquellas cuyo  accidente les produjo lesiones.

Tipo de enfermedad

Los principales tipos de enfermedad laboral (provocados o agravados por el trabajo en los últimos 12 meses) fueron los problemas óseos, articulares o musculares que afectan principalmente a la espalda (28,3 por ciento), al cuello, los hombros, los brazos o las manos (18,5 por ciento), y a las caderas, las piernas o los pies (16,2 por ciento). Por detrás se situaron las enfermedades ligadas al estrés, depresión o ansiedad (12,8 por ciento).